Licor ácido. Licor reverberado. Licor de caleidoscopio. The Feeling of Love podrían ser the next big thing de la escena garagera internacional. Y no son de San Francisco: son de Francia, como muchos otros grupos que al otro lado del Atlántico están siguiendo los pasos de Burger Records, Ty Segall, Thee Oh Sees y compañía. Ya os lo contó Álex hace un par de meses: The Feeling of Love están a la cabeza de la nueva ola de Garage Rock francesa. Y si esta afirmación es hiperbólica, su concierto de ayer en Zaragoza, en La Lata de Bombillas, se empeña en hacerla realidad. The Feeling of Love tocaron empapados en licor: de todos los colores y saberes, tantos como vueltas de tuerca se le pueden encontrar a la psicodelia hoy en día. Una guitarra, o dos, un bajo, una batería y un teclado de juguete, porque suena como tal, y a disfrutar. Fueron una gozada.

Está en todos los manuales de psicodelia garagera, pero no todos los grupos están capacitados para ejecutarlo. The Feeling of Love lo hicieron todo bien el viernes en Zaragoza

Guillaume Marietta, vocalista, compositor principal, fundador del proyecto y autor de la ilustración que hace las veces de portada de su último disco, tocó la primera nota del concierto, probando el sonido, y la nota se convirtió en mil. Salió propulsada de su guitarra, se estrelló en la pared del fondo de la sala, rebotó contra las botellas de la barra, acudió disparada al lateral del recinto y volvió para repetirse indefinidamente entre los recovecos del escenario. Un eco desesperado y glorioso que precedió a los aún más desesperados y gloriosos ecos de la batería, la otra guitarra y el teclado. Está en todos los manuales de psicodelia garagera, pero no todos los grupos están capacitados para ejecutarlo. The Feeling of Love lo hicieron todo bien el viernes en Zaragoza: bolas de psicodelia que crecían conforme avanzaba la canción y un trance espacial para no parar de agitar la cabeza.

En el deje, pocas cosas. Puede que la batería sonara a ratos por encima del resto del grupo y puede que ellos no invitaran explícitamente al público, afortunadamente abundante, a moverse demasiado. Pero no son errores demasiado reprochables: el concierto se agigantaba conforme The Feeling of Love se adentraban en las fabulosas canciones de su último disco, Reward Your Grace (2013, Born Bad Records). Cogían el teclado y las notas multiplicadas de la guitarra de Marietta y a ritmo de motorik, de trance necesario, cuadraban los elementos básicos de la psicodelia. Sus canciones no corren a la misma velocidad que las de Dead Ghosts, pero en ellas da gusto perderse. Y pasar varios minutos embobado mientras se repiten las estructuras, mientras la guitarra se deleita en una maraña de ruido de colores vibrantes.

8.5/10

El ritmillo orgánico, lento pero constante, de The Feeling of Love se rompió un par de veces. La mejor, el momento apoteósico de la noche, cuando sonó ‘Girl Your Mother Is Your Best Friend’. Una barbaridad. Una de las canciones que nadie debería perderse este año. Un himno que sonó a pura gloria, a diversión atemporal y a grupo que, buf, tiene un margen de crecimiento ahora mismo incomparable.

Imagen | Foggy Girls Club

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments