Anuncios

The Field — Cupid’s Head

Loops. Progresión. Bpm’s que juegan a las matemáticas. Ritmos que se difuminan en el vacío. Cupid’s Head, el cuarto trabajo del sueco The Field es dinamita pura, viaje puro. Estructuras minimalistas sobre bases techno. Sí, su cuarto disco, que viene de la mano de Kompakt como siempre, es una gran obra de ingeniería electrónica que mira al pasado y al futuro, que une puntos comunes con amplios postulados de la electrónica y desnuca, sorprende y lo más importante, evoca.

Loops y matemáticas que cuadran el círculo

Que uno de los máximos exponente actuales del minimal techno esté de regreso es sin duda una buena noticia, y más para los que nos encantan las progresiones electrónicas que durante todo su trayecto van jugando con todos sus efectos. A pesar de tener como base ritmos secuenciales que sirven de esqueleto, ir deformando las texturas y jugando con los ambientes da esa impresión de que los sonidos se proyectan en el espacio con cierta improvisación. Y sin embargo, nada más lejos de la realidad, The Field proyecta esa obra expansiva que se va desarrollando con total naturaleza como si fuera una obra no artificial.

Pero lo cierto es que está todo amarrado. Como la magia, puedes creer que todo obedece a lo que ves, en este caso escuchas. Pero no, todo forma parte de un mismo plan. Un plan en el que el sueco crea loops que cuando parece que son infinitos, entran en contacto con la parte más artística de su creador, que siempre ha destacado por ser muy imaginativo en sus melodías. Incluso en las matemáticas, donde ningún cabo queda suelto y todo cuadra, The Field encuentra recovecos dentro de esa lógica programada para hipnotizar y dejarnos absortos, dando esa sensación de que todo fluye sin orden establecido.

En esos puntos comunes que unen el ambient con las estructuras más minimalistas, él enriquece la atmósfera de forma que puedes estar en un proceso de creación sin programas y que sin embargo está regido en su base por ritmos matemáticos. Generar esos loops tan largos y no expulsar a los oyentes más desentrenados es un logro que sólo se puede conseguir con esas texturas tan luminosas e imaginativas. Bienvenido al mundo en el que las repeticiones no son tediosas, sino necesarias para entender un todo que, escuchado tranquila y reposadamente, fascina por la capacidad escapista que tiene. Es la dimensión The Field.

Que la electrónica llega emocionalmente donde no llegan las guitarras, para mí es casi un axioma. Tengo excepciones, que casi siempre vienen precisamente de géneros en los que hay grandes desarrollos y progresiones (hola, post rock), pero sin duda para transportarme a lugares que sólo mi mente es capaz de crear cuando la música le estimula, vengo aquí. Esta vez no hay drones ni ambient canónico, pero están estos loops que reverberan en mi cabeza y me ahogan en un bucle del que no quiero salir. Esa sensación The Field la definió muy bien con el título de su anterior disco (sublime), Looping State Of Mind.

Agencia de viajes The Field

Cupid’s Head asume enseguida ese rol de agencia de viajes y desde el primer corte los loops empiezan a hacer su trabajo. Mientras los beats prototípicos de un techno moderado marcan el ritmo, sonidos cristalinos van modificándose sobre estas raíces en ‘The Won’t See Me’. De nuevo, si nos atenemos al título del corte, comprobamos cómo el productor sueco nos predispone para que nuestro cerebro evoque las sensaciones que él tuvo mientras componía con su disco más introspectivo: desaparecer.

De primeras es un álbum más corto que su antecesor, con menos canciones y con una media de menos minutaje, pero la premisa es la misma: evocar, aunque ahora se haya pasado al sentimental. Si bien en el anterior había algo más de juego con patrones house en esa capa modificable que escapa a las matemáticas de la base, continúan existiendo similares cambios de ritmo que se aprovechan de esos nexos comunes a minimal y techno. Y el perfecto ejemplo es ‘Black Sea’, la perla del disco y uno de los indiscutibles temas electrónicos del año. Por una parte, tenemos esa simbiosis entre ambos géneros que tiene su culmen aproximadamente a los siete minutos, cuando la atmósfera ensoñadora desaparece y deja espacio a un techno hipnótico de tomo y lomo. Sencillamente fantástico. Un fragmento para dejar en bucle, al igual que la canción, por esa evocación de oscuridad, de curiosidad por los desconocido. Además, durante la progresión de la canción encontramos reminiscencias de la electrónica de ayer y hoy. Es un espejo retrovisor que mira a Star Guitar de los Chemical o a The Chase de Giorgio Moroder.

Sobre todo el arranque del disco es fabuloso, con esos loops vocales y melódicos que tanta vitalidad irradian en el tema que da nombre al disco o en ‘A Guided Tour’, de nuevo The Field invitándonos a viajar. Fácilmente se conecta con la voluntad del productor sueco, sin necesidad de títulos, aunque estos refuercen lo que él siente al crear y escuchar estas progresiones. El viaje acaba de forma idílica con el precioso y minimalista desarrollo de ’20 Minuts Off Affection’ en la que esa atmósfera gaseosa lo acapara todo a tu alrededor.

En definitiva, Cupid’s Head es un gran trabajo, que proviene de uno de los grandes y más melódicos terratenientes de Kompakt, que además ha publicado pocos LP’s este año. Pero si son pocos y de la calidad de este cuarto álbum de The Field, perfecto. En cualquier caso, un disco de minimal techno melódico que recorre en una buena perspectiva, como siempre, a las grandes progresiones electrónicas de siempre, y aún con opciones de baile (aunque minoritariamente). Ideal convergencia entre minimal techno y una leve inyección de house que obnubila por su fantástico resultado. Loops. Progresión. Bpm’s que juegan a las matemáticas.

7.9/10

The Field repasa las sensaciones más primarias como la soledad, la necesidad de escapar o el amor a través de Cupido, de una forma sensacional. Consigue evocar y trasladarnos a lugares lejanos con un minimal techno que es mucho más accesible para todos aquéllos que se quedan durmiendo con el ambient más ortodoxo. Muy completo.

Anuncios