Anuncios

The Horrors en concierto en Bilbao (Kafe Antzokia, 03–12–2011): pequeños monstruitos

-Mira, ¿ese no es Faris, el cantante de The Horrors?

-Creo que sí, pero que triste verle salir así solo del hotel caminando hacia el concierto ¿no?

En la puerta del Hotel Husa (pegado al Antzoki) no había ni una veinteañera vestida de negro con el pelo cardado y sombra de ojos, en su lugar un abultado grupo de jubilados se mostraba impaciente ante su mejor momento del día, el self service de la cena, y nosotros apurábamos las últimas cervezas expectantes de poder ver en directo a esta banda británica de la que tanto hemos hablado durante los últimos cuatro años, sin tener muy claro el plato que nos iban a servir esa noche

Poco a poco fueron saliendo del hotel los otros cuatro Horrors, solos, y por su aspecto costaba creer que formaran parte de la misma banda. Nada que ver con aquella estética siniestra de su primera etapa promocional, ahora cada uno de ellos parece rendir su particular homenaje estético a una banda clásica como si fuera un concurso de disfraces de tématica rock. Si Faris Badwan ahora va de Los Ramones, Joshua Third con su melena desaliñada ocultando su cara podía pertencer a My Bloody Valentine, el andrógino Rhys Webb a Suede, Coffin Joe con esa gorra parecía sacado de The Communards y Tomethy Furse a los teclados es muy Kraftwerk.

Con sus tres discos completamente diferentes han dejado claro que hay que tomárselos en serio, que son mucho más que una de esas bandas de moda que cada cierto tiempo exportan las islas británicas, pero mientras buscan su sitio definitivo a mi me siguen recordando demasiado a otras muchas bandas que me han marcado como The Cure, Joy Division, Neu! y eso es una peligrosa banda de doble filo. Por un lado es irremediable que me gusten, pero a su vez siempre voy a echar en falta algo más de creatividad comparándoles con sus similares en otras épocas y cuestionándome si es necesario seguir atacando por ahí.

Su concierto no consiguió llenarme del todo y no sabría explicar muy bien por qué. Tocar solo una hora y cinco minutos y dejarse fuera todo su primer disco, más macarra y garajero, no tiene perdón. Ellos prácticamente ocultos en una iluminación en la que en vez de caras veíamos sombras me parecieron un poco sosetes. Jovencísimos y delgadísimos ahora van de serios y maduros dejando atrás aquella etapa en la que se dedicaban a destrozar locales y a montar la bronca padre para que después todos hablaran de ellos. Por lo menos antes tenían más sangre.

Venían a presentar Skying su disco (discazo) más adulto y de él cayeron seis temas abriendo con ‘Changing The Rain‘ y despidiéndose con ‘Moving Further Away e intercalando por el medio sus dos mayores trallazos ese ‘Still Life‘ que a más de uno nos ha recordado a Simple Minds y ‘I Can See Throught You‘, que en el fondo es muy Bowie, y yo no me pude quitar durante esa hora la sensación de remake.

De Primary Colours seleccionaron la mitad de sus temas y no podían faltar ‘Sea Within A Sea‘ y ese ‘Who Can Say‘ que fue lo más cercano a su sonido inicial y uno de los temas más celebrados. Los bises los arrancaron con los dos temas con los que se abre el disco ‘Mirror’s Image‘ y el envolvente ‘Three Decades‘ mientras una extraña nebulosa rodeaba el escenario sin tener del todo claro si de allí nacerían unas estrellas del rock o solo se trataba de restos de estrellas ya en extinción.

Por supuesto que mereció la pena, desde que me enteré que los Horrors se pasarían por primera vez por Bilbao tenía muy claro que estaría allí y hasta me atreví a vaticinar que sería una de los acontecimientos del año. No lo fue, a punto estuvieron pero ni siquiera llenaron y aunque los disfruté, con un poco más de alma y al menos media hora más, seguro que hubiera salido con otra sensación y no me tendría que preguntar si llegará ese día en el que una nueva banda salga al escenario disfrazada de The Horrors tomando el relevo a estos pequeños monstruitos.

En Hipersónica | Lady Gaga — The Remix: misma propuesta para diferente público | The Horrors se hacen un Beyonce: ‘Best Thing I Never Had’ como nunca la imaginasteis | The Horrors — Skying: estará en mi top 5 de lo mejor de 2011 | The Horrors — Primary Colors: haz que te alaben los mismos que te tomaban a pitorreo

Anuncios