Si Jennifer Lawrence ha subido su caché, y mucho, en el tiempo que ha transcurrido entre la primera película de Los Juegos del Hambre y la segunda, la que ahora se estrena, En Llamas, (Catching Fire en su versión original) con la banda sonora no podía ocurrir otra cosa.

Y no es que la banda sonora para la primera entrega no apuntara alto. El sólo hecho de contar con Arcade Fire ya lo dejaba meridianamente claro, pero ahora, visto lo anticipado por un tracklist, que conocemos hace ya un tiempo, con unos nombres sin apenas desperdicio posible, y tras haber escuchado pausadamente esa colección de 13 temas en su versión estandar y 15 en su edición deluxe, no hay duda posible de que la BSO que Alexandra Patsavas ha reunido para la ocasión es algo más que una mera forma de meterse el dinero de los fans en el bolsillo.

Catching Fire: artistas para todos los gustos

En Catching Fire se ha procurado contentar tanto al que tenga preferencias por lo indie como al que prefiera el pop de masas, y ese puede ser quizás, tanto el punto fuerte como el talón de Aquiles de la colección.

Pero lejos de irse a buscar nombres desconocidos dentro del circuito indie, no hay apenas un artista del que no podamos decir que está más que consolidado y tenga una buena base de fans, y, si acaso se puede poner alguna objeción en ese aspecto, quizás fuera para el dúo americano Phantogram, que, con dos álbumes aún no han conseguido demasiada repercusión y, ni se acercan a la fama de la otra en discordia en ese aspecto, la neocelandesa Lorde, esta sí, toda una novata que ha aprovechado como pocos el hype para convertirse en un fenómeno a nivel mundial y con tan sólo un álbum editado hace muy poco.

El disco se abre con el single de cabecera, el que encomendaron a Coldplay, uno de los hits mainstream de Catching Fire que, una vez escuchado el resto del listado no parece la mejor elección como tal. Sí, es una de esas baladas que Chris Martin despacha como churros, pero no es su mejor balada (normal por otra parte para una obre menor como esta), y es algo más acústica que lo que hemos escuchado en el último disco de los británicos, lo cual los reconciliará con parte del fanbase que salió airado con aquel Mylo Xyloto, pero ‘Atlas’ no es suficiente ni para vender una BSO que apela más gracias al total de los nombres que a un single gancho, ni es ese single ubicuo que las emisoras de radio no se cansan de repetir una y otra vez y del que otros soundtracks sí que disfrutan.

Continuista con su propio álbum se presenta ‘Silhouttes’, la intervención de los islandeses Of Monsters And Men, que bien podrían servir para marcar el límite entre lo indie y lo mainstream en esta banda sonora, por haberse convertido en un verdadero fenómeno de masas en los últimos meses sin haber renunciado a su sonido folk. Ellos también toman la vía pausada, aunque la canción que aportan, con un poco más de ritmo bien podría haber sido un nuevo ‘Little Talks’.

The Hunger Games: cine adolescente con música adulta

Lo más cercano a un verdadero hit de radio que encontramos en Catching Fire lo pone Sia con ‘Elastic Heart’, acompañada en la producción por un irreconocible Diplo, que pone beats al asunto pero que nada tienen que ver con sus habituales convulsiones electro o dancehall, sustituidas por ritmos algo más tranquilos y más bien tribales, mientras que The Weeknd apoya a la australiana cantando parte del tema y luciendo su voz de Michael Jackson, esa misma que imprime toda la personalidad a su otra contribución al disco, la dramática y oscura balada ‘Devil May Cry’.

The National por su parte ponen su granito de arena con uno de los mejores cortes de un disco que se va revelando ya como una colección de medios tiempos y baladas que apenas levanta el ritmo en un par de ocasiones. Los de Cincinnati, con ‘Lean’, ponen una vez más un matiz dramático, gracias, cómo no, a la personal voz de Matt Berninger, en un tema que, eso sí, recuerda demasiado al ‘Pink Rabbits’ que la banda incluía en su último disco, Trouble Will Find Me.

El otro tema mainstream de cabecera, también balada, no nos hace evitar pensar en OneRepublic (por estar compuesto por Ryan Tedder) por mucho que sea Christina Aguilera quien lo canta. Es más, en este ‘We Remain’, de inevitables aires ‘Beautiful’ también, aunque potente, como siempre, la voz de la cantante suena a una especie de compendio multidiva-del-pop, porque lo mismo recuerda por momentos a Rihanna por voz, que a Celine Dion, Kelly Clarkson o Katy Perry por la canción en sí. Es lo que tiene cantar composiciones de alguien trabaja para tantas artistas del mainstream: al final tus temas terminan teniendo poca, por no decir ninguna personalidad.

Imagine Dragons son de los pocos que se atreven a subir el ritmo con un ‘Who We Are’ que, no por ello deja de ser oscuro, como manda la temática de la película en la que se inspiran para esta canción.

Una BSO ni muy indie ni demasiado mainstream

Mención especial merece el intento de Lorde, que busca el reverso tenebroso del ‘Everybody Wants To Rule The World’ sin el éxito que hace unos años sí tenía Gary Jules con el ‘Mad World’ (Youtube) del dúo. No obstante, su reinterpretación del conocido hit de antaño, consigue dejarnos en estado de shock al mostrarnos una cara macabra y tensa del mismo que no nos habríamos ni imaginado.

The Lumieers ponen su habitual folk en un formato prácticamente desnudo, con tan sólo voz y guitarra con ‘Gale Song’, a años luz de temas divertidos como su ‘Ho Hey’, mientras Ellie Goulding se mira en su propio espejo con la electro balada ‘Mirror’, sin salirse ni un punto o una coma del discurso ofrecido en Halcyon y Halcyon Days.

Patti Smith, en una línea completamente diferente, pone con el folk descarnado e íntimo de ‘Capital Letter’ el toque poético a una banda sonora bastante falta de éste, mientras la sinuosa ‘Shooting Arrows At The Sky’ de Santigold pasa prácticamente desapercibida por sonar a poco más que relleno, igual que ocurre con ‘Place For Us’, una balada que firma Mikky Ekko pero que bien podría llevar el sello de OneRepublic o The Fray.

Más interesante se presenta el contenido extra de la edición deluxe, con un ‘Lights’ firmado por esos casi desconocidos Phantogram, que nos muestra la mejor cara del synth pop americano y se acerca en algún momento a lo que hemos escuchado en el The Bones Of What You Believe de CHVRCHES, mientras debería estar penado con cárcel que el etéreo ‘Angel On Fire’ de Antony And The Johnsons, capaz de poner el vello de punta a cualquiera gracias como siempre a la voz de Antony Hegarty, se quede únicamente para esta edición.

Varios Artistas — The Hunger Games: Catching Fire

6.9/10

En resumen, estamos ante una buena banda sonora, aunque en ella ha pesado más la elección de los nombres que le darían forma que los temas que aportaría cada uno de ellos. Existen momentos brillantes, y el resultado es bastante homogéneo dentro de lo que cabría esperar al meter en el mismo saco a gente como Christina Aguilera o Patti Smith, o a Coldplay y Antony And The Johnsons.

Queda claro al menos que se ha intentado ofrecer un mínimo de calidad muy por encima del argumento de una película para adolescentes. Ahora sólo queda saber sí esos adolescentes sabrán apreciar realmente la música que se les ha servido o si hubieran preferido degustar una de esas orgías electro que tan de moda están ahora y si el querer abarcar tanto resultará en apretar demasiado poco (en ventas, quiero decir).

  1. Coldplay — Atlas
    02. Of Monsters And Men — Silhouettes
  2. Sia feat. The Weeknd & Diplo — Elastic Heart
  3. The National — Lean
  4. Christina Aguilera — We Remain
  5. The Weeknd — Devil May Cry
  6. Imagine Dragons — Who We Are
  7. Lorde — Everybody Wants To Rule The World
  8. The Lumineers — Gale Song
  9. Ellie Goulding — Mirror
  10. Patti Smith — Capital Letter
  11. Santigold — Shooting Arrows At The Sky
  12. Mikky Ekko — Place for Us
  13. Phantogram — Lights
  14. Antony & The Johnsons — Angel On Fire

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

1 Comment
Oldest
Newest Most Voted
Inline Feedbacks
View all comments