The Mountain Goats — All Eternal Decks: La puñetera mejor banda de no-Death Metal en California

Un disco de The Mountain Goats no es un libro, pero se disfruta mucho más si además de escucharse, se lee. El talento narrativo de John Darnielle lleva desparramándose por muchísimas canciones, incontinente como es él, a lo largo de una carrera que aún puedes pillar en sus mejores momentos, por mucho que All Eternal Decks sea su ¡décimotercer! disco. ¿Pero qué hay de lo musical?

Desde hace ya un tiempo, The Mountain Goats abandonaron el lo-fi acústico por un sonido limpio, a veces cercano a lo estándar, que apoya sus columnas en poderosos cimientos invisibles. A saber: la voz de Darnielle, sus historias, la sencillez de todo. Nunca han sido ampulosos y por mucho que esta vez digan que All Eternal Decks, su nuevo disco, está influenciado por Cannibal Corpse, me habría gustado ver la cara en el estudio de Erik Rutan cuando se encontró que lo más duro que le podían dar era la vitaminada ‘Estate Sale Sign’.

https://www.youtube.com/embed/j6ALH_bGywM

Musicalmente, The Mountain Goats vuelven a desperezarse, pero no importa mucho si el disco anterior fue mejor o peor o si ahora han regresado a donde hace dos: sacad vuestras conclusiones, no dejéis que os digan qué pensar. Lo que importa es cómo All Eternal Decks se sostiene por sí mismo. Y si hablamos de eso, señores, no existe manera de derribar los muros que ha puesto Darnielle palabra a palabra, letra a letra.

https://www.youtube.com/embed/ZOVhMbjy18I

The Mountain Goats siempre han sido un grupo que se ha acostumbrado a sí mismo a divertirse a jugar. De ahí que no extrañe que algunas de las mejores y más impactantes líneas de este disco estén en ‘High Hawk Season’, con sus coros medio en broma, medio en serio:

The summer will reveal itself to those whose hearts are true
And to the faithless few
Rise if you’re sleeping, stay awake
We are young supernovas and the heat’s about to break

Hace un año y medio me distancié de ellos. The Life of The World To Come me dejó frío, pero llevó un tiempo pensando en retomarlo, como tantas cosas a las que quizás no haya prestado demasiada atención en tiempos de frenesí. Todos somos lectores acelerados, cantaban Los Campesinos!, y es un error pasar de puntillas por los discos de The Mountain Goats, cuando hasta en las canciones menos inspiradas (hola, ‘Prowl Great Cain’) tienen algún requiebro que le da sentido a todo. Yo lo hice y ahora creo que tengo que revisarme a mí mismo, en vez de a The Mountain Goats.

https://www.youtube.com/embed/wYLz9y6VWkchttps://www.youtube.com/embed/1ttItUbGe5g

Más en Hipersónica | The Mountain Goats — Heretic Pride

Anuncios