The New Raemon — Libre Asociación: aMadeezación intencionada

Posiblemente uno de los proyectos nacionales que más me gustan es éste de Ramón Rodríguez, que además de mantener un prolífico ritmo de publicación, demuestra tener las ideas claras respecto a su trayectoria. Y ahora considera que, tras dos discos y dos EPs fundamentalmente acústicos, es hora de recuperar y priorizar las guitarras eléctricas y colocarlas en primer plano. Ya se podía intuir un cambio de rumbo con las canciones que correspondían a Líneas Convergentes, el EP suplementario que podíamos encontrar en Epés reunidos, con todo lo que apreciábamos: un sonido más contundente, pero también más previsible y plano, como en ‘¡Retirada!’ (el resto eran versiones). Y esa sensación con la que se afronta este Libre Asociación, nuevo álbum de The New Raemon.

El inicio con ‘Lo bello y lo bestia’ y ‘Consciente hiperconsciente’ pretende concienciarnos de que el cambio es general. Se produce un cambio sonoro paralelamente al de la imagen (su portada ya no es una ilustración) y todo tiene inevitablemente un fondo más lúgubre y oscuro. Quizá el problema no sea este nuevo giro, sino la sensación de que las canciones no tienen el magnetismo y la cercanía de sus discos anteriores. Ya sea por la voz, más profunda y distante, el protagonismo en la batería o la rabia con la que grita “Voy a reventar” (en ‘Lo bello y lo bestia’, por lo demás, una gran canción), o la cadencia pesada, arisca e intensa de ‘Consciente hiperconsciente’, sugieren una sensación de densidad claustrofóbica, que hasta el momento no habíamos sentido en su música, sólo intuida, más por la sensación de pesimismo que por otro motivo, en algunas canciones del EP La invasión de los ultracuerpos (‘Tiembla Dublín’ o, sobre todo, ‘Sombrío’), eso sí, en un sonido más desnudo.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/track=1988377610/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=4285BB//

De cualquier manera, no es tanto la sensación de que a uno le cuesta acostumbrarse al giro, sino de que hay algunas canciones que no tienen el barniz adictivo que tenía prácticamente todo lo que había publicado. En mi caso, son la ya mencionada ‘Consciente hiperconsciente’, o la rotunda y liberadora, pero más simple ‘Aspirantes’, que pasan con dignidad el corte, pero suponen un bajón respecto al resto del disco y, por descontado, de su anterior discografía. En cambio, el cambio resulta muy ventajoso en algunas canciones que desprenden energía, seguridad y potencia, como las tremendas ‘Verdugo’ y ‘Soñar la muerte’, dos potosíes de canción que compensan y justifican el giro estilístico dado con este nuevo álbum.

https://www.youtube.com/embed/uemKCd-3NGY

The New Raemon — Verdugo (Youtube)

La sinuosidad de ‘La vida regalada’, la solemnidad de ‘Llenos de gracia’ o el propósito de enmienda de ‘Algunas personas del valle’ enriquecen la perspectiva de un álbum que tiene mucho de exorcismo propio, de reivindicación prospectiva del resto de la trayectoria previa (Madee especialmente, Ghouls’n’Ghosts) al grupo que más éxito le ha dado. No obstante, creo que los temas más destacados del disco son en los que conjuga ambas vertientes, aquellas donde la transición es más equilibrada, y que servirán de punto de encuentro tanto a aquellos fans que prefieran sus dos primeros discos, y aquellos que agradecen el barniz eléctrico en sus habituales medios tiempos: ‘Kill Raemon’ y, sobre todo, mi favorita, ‘El refugio de Supermán’.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/track=706593637/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=4285BB//

7.5/10

Creo que Ramón ha emprendido un cambio necesario, tanto para evitar el estancamiento o la sensación de repetición de su música, como, imagino, para evitar el aburrimiento como músico en directo, en el que quizá echaba de menos afrontar los temas con más electricidad y menos mimo acústico. Sin embargo, lo que más echaré de menos es su habitual sentido del humor y la lucidez con la que analizaba las situaciones más cotidianas, que en esta ocasión dejan su protagonismo a manifestaciones de rabia, pesimismo y frustración. Imagino que en el disco conjunto con Fran Nixon y Richi Vicente sí que se explotará este filón, pero para ello habrá que esperar a septiembre. De momento, disfrutamos con un disco notable, que aunque posiblemente sea el menos redondo de esta aventura, demuestra la personalidad de un autor inquieto fundamental en el panorama nacional actual.

Escúchalo en | Bandcamp, Spotify
Más en Hipersónica | ‘Libre asociación’, lo nuevo de The New Raemon, en la calle en febrero > The New Raemon — A Propósito de Garfunkel

Anuncios