The Prophet Hens es un grupo de Dunedin, Nueva Zelanda, que suena tan bien como todos los grupos de Dunedin, Nueva Zelanda. En sus canciones se respira el mismo espíritu hedonista y melodioso de The Bats, las mismas guitarras delgadas y amables de Flying Nun que sublimaron el concepto indie pop. Los hilos invisibles que conectan la historia del pop nos llevan desde los maravillosos años ochenta en Nueva Zelanda hasta las antípodas un día más, esta vez de la mano de The Prophet Hens, que podrían girar en un combo perfecto e inagotable junto a Boomgates, Dick Diver o Pop Singles para conquistar otra vez el universo. Popular People Do Popular People, su primer disco, editado por Fishrider Records, son canciones pequeñas para un mundo que se les queda enorme. Exactamente la clase de canciones que el mundo necesita.

Al otro lado del planeta

Al otro lado del planeta hay un montón de bandas excitantes que desde hace dos años o más continúan sacando brillo al pop. Son los herederos del Dunedin Sound, pero también de la joven Escocia, de The Triffids y The Go-Betweens y de la miriada de grupos de la C86. La suerte de revival del jangle pop que nos ha tocado vivir, en una época repleta de cánones que se repiten una y otra vez, encuentra sus mejores y más brillantes grupos en Australia y, ahora, Nueva Zelanda. No es casualidad porque de allí ya salieron en su día un puñado de bandas esenciales para comprender el sonido de aquella generación que rechazó de plano los sintetizadores o el rock de estadio para entregarse a la introspección, la sublimación del sentimiento adolescente y las melodías de los Byrds. Estas y no otras son las coordenadas de The Prophet Hens, contexto, el suyo, del que hemos hablado por aquí en numerosas ocasiones.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1340508008/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=3/transparent=true/

Hay escena, y este aplauso consciente y constante a todo lo que provenga del otro lado del planeta tiene su razón de ser. Canciones mágicas, ligeras y hedonistas, que encuentran en la intimidad del dormitorio su razón de ser. Como ya os contó Alex con motivo del primer disco de los también maravillosos Boomgates, The Prophet Hens es la clase de grupo que todos deberíamos descubrir en un rincón olvidado de Internet, en un casette perdido en el baúl de los recuerdos de cualquier amigo, vía recomendación extraña en una conversación arrinconada en la memoria. Un grupo que hace de lo corriente, estrofa y estribillo, guitarra, bajo y batería, su razón de ser. Por eso todas las canciones de Popular People Do Popular People me arrastran a la narración de mi tranquilo y deliciosamente dramático día a día. No del mismo modo que la cotidianidad de Hospitality, de quienes esperamos segundo disco con los brazos abiertos, sino más pop, más jóvenes y despreocupados.

De la gente común a la gente de siempre

Todo ello con un laconismo subido, no obstante, que les aleja de otros referentes menos comunes del género como The Ocean Party, y que a mí me recuerda muchísimo a la emoción juvenil, triste y alegre al mismo tiempo, que transmiten las canciones de Twerps o Pop Singles. Pero a la hora de citar a referentes hay que mirar a los mismos grupos que colocaron Dunedin en el mapa internacional: en las canciones de The Prophet Hens perviven las melodías armoniosas y tintineantes de The Bats y el punto artie de The Verlaines. Ellos también citan a The Chills, siempre que nos remitamos al Submarine Bells, y a The Clean, cuya esencialidad pop salpica muchos de los temas de Popular People Do Popular People. The Prophet Hens cuentan con las virtudes (y los defectos, no olvidemos que esto sigue siendo pop) de todos ellos, mezcladas y agitadas en brillantes paisajes repletos de felicidad y melancolía, tan adictivos y singulares como ‘Pretty’ o la fabulosa ‘All Over The World’.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1340508008/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=4/transparent=true/

7.7/10

Cuatro canciones de bienvenida insuperables y una recta final que peca de repetitiva. El disco no es redondo, ya veis qué sorpresa, ¿pero desde cuándo los discos importaron en el pop? Lo importante siempre han sido las canciones, y las de The Prophet Hens desprenden un halo de misticismo juvenil que no he logrado encontrar en ningún otro grupo este año. A mí me han enamorado porque vienen de Dunedin y porque hacen la clase de música que siempre me enamora, pero creo que todos deberíais probar al menos un bocado de su pastel. The Prophet Hens es volver a la edad en la que nada importaba demasiado, al tiempo en el que cada grupo parecía el más especial del universo y a sentir palpitaciones de pura ingenuidad infantil cada vez que los acordes de sus canciones repican en los oídos.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments