The Purple Elephants — Danza Funeral

Seguimos cometiendo el error de seguir mirando más hacia lo que se hace fuera que lo que se está cuajando de nuestras fronteras, interiorizando esa falacia de que la música que se hace en nuestro país no vale nada o que vale menos. Pero como ya sabemos, mejor no perder mucho tiempo discutiendo con gente que piensa así y mejor dedicarlo a buscar en la escena esa buena materia prima. Buscar más allá de los estilos que más parecen triunfar en nuestro país, en sonidos que hasta parecen poco nuestros como la psicodelia, el metal extremo o el blues.

Hacía el último género mencionado nos dirigimos hoy de la mano de los murcianos The Purple Elephants, que recientemente acaban de estrenar su álbum de debut. Un primer álbum que ya parece asentar unas muy buenas bases sobres las que asentar la que puede ser una prolífica y excitante carrera. Hablamos de un grupo que parte desde el blues pero se atreve a mucho más, sin importarles su condición de debutantes, escorandose en ocasiones hacia un rock más duro que de vez en cuando va mirando a los noventa y de vez en cuando tendiendo sin temor la mano a una psicodelia suave y ligera que encaja bien en las coordenadas en las que parecen querer moverse.

The Purple Elephants, descaro y personalidad

En este Danza Funeral (Son Buenos, 2016) vemos como los murcianos no esconden precisamente las bandas que son sus referentes, pero al contrario que muchos otros grupos no dejan que sus influencias les acaben dominando el sonido, sino que ellos mismos marcan la dirección a seguir para que esas influencias sean una parte más de sus obras. Dejan que esas pinceladas de The Doors -referencia principal-, Led Zeppelin o incluso Black Rebel Motorcycle Club asomen de vez en cuando la cabeza, pero su sello particular no se llega a quebrantar en ningún momento.

Los murcianos no esconden las bandas que son sus referentes, pero al contrario que muchos otros grupos no dejan que sus influencias les acaben dominando el sonido

El disco se desarrolla con mucha fluidez, oscilando en registros diferentes a lo largo del mismo, lo que añade cierta policromía y riqueza al álbum, pero siempre manteniendo la coherencia con el que es el sonido vertebrador del grupo. Podemos verles apretando a tope el acelerador con cortes como ‘Enemigo’ o ‘La Trampa’ o también podemos escucharles en registros más lentos y bastante sugerentes como en la exquisita ‘El Desierto’ o en ‘Insomnio’. Son capaces de soltar temas con mucho gancho como ‘El Halcón’ o explorar cierto toque casi oriental -gracias al gran aporte de los teclados, muy presentes a lo largo del disco- en piezas como ‘Noche Persa’ o ‘Danza Funeral’.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=515016535/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=7137dc/tracklist=false/artwork=small/track=1912388057/transparent=true/

7.8/10

Hay que destacar también lo más importante de este Danza Funeral: se mueven a lo largo de diferentes tonalidades pero no dejan de mostrar personalidad y descaro en ningún momento. Ya sea escuchando una de las canciones más rockeras o de las más tranquilas, siempre tienes presente su rotunda actitud, no acabas distrayéndote pensando en si suena a tal o a cual. Quizá ahí esté uno de los mayores logros de The Purple Elephants: tener unas deudas claras en cuanto a sonido pero sin dejar nunca de sonar propios, a ellos mismos. Y eso, teniendo en cuenta el estilo en el que se mueven -el blues- y su precocidad -este es su primer larga duración-, supone un mérito bastante enorme. No titubees mucho para escuchar su disco y no olvides su nombre, es posible que sigan dando mucho de qué hablar en el futuro.

Anuncios