The Rapture — In The Grace Of Your Love: tan irregular y tan brillante como ellos

The Rapture demuestran con In The Grace of Your Love que hay discos a los que los defectos, las decisiones equivocadas y los errores de bulto no les pesan, sino que quedan sepultados por la sensación general. Son los discos de los que nos olvidamos lo malo cuando pensamos en ellos, aunque luego cuando los hacemos sonar bien que nos saltamos las canciones prescindibles.

Suelen ser discos como las bandas de las que nacen: irregulares y brillantes, capaces de subir al cielo en una canción y en la siguiente meterse en la peores y más previsibles arenas movedizas que uno pudiera imaginar en su estilo. Y, precisamente por ello, son discos a los que acabas acudiendo más que a otros supuestamente mejores o supuestamente más completos.

Acudía a In The Grace of Your Love con pocas esperanzas. El primer disco de The Rapture estaba lleno de pelotazos, pero también de paja que, con el tiempo, hemos visto más clara. En Pieces of The People We Love todo estaba mucho más claro desde el principio: ya sabíamos que había cosas estimables, pero pocas de las que realmente enamorarse. Y para In The Grace of Your Love suponía que íbamos a repetir experiencia, mas aún después del parón del grupo.

Pero The Rapture han sido extremadamente inteligentes esta vez. Se las han apañado para crear un ritmo interno en la escucha de In The Grace of Your Love en la que los bajones no parecen afectar. Y sí, éste es un disco tremendamente irregular. Pero lo sobresaliente lo es mucho, deslumbrante. A estas alturas.

The Rapture: piezas que amamos, piezas que odiamos

No esperaba de ellos una apertura tan épica como ‘Sail Away’, que funcionaría bien (lo hace, realmente) como comienzo de sesiones de DJ, ni que la siguiese algo tan rotundo como ‘Miss You’. Entre lo que consiguen ambas en el oyente, cuando llega ‘Blue Bird’ parece necesario perdonar un estribillo falto de gracia y sobrado de bajón.

‘Come Back To Me’ retoma el pulso. Parece un horror, pero es chicle y el falsete le ayuda a apuntalar cimientos. Precede a ‘In the Grace of Your Love’, canción titular, pelotazo impresionante y uno de los mejores temas que vais a escuchar en 2011, con un crescendo pensadísimo y unos juegos de guitarras sorprendentes. Si calificáis las canciones por las estrellas de iTunes, ésta, como si fuera de unos Spinal Tap de DFA, llega a la sexta.

Entrando otra vez en el terreno otra vez de lo prescindible, The Rapture naufragan en lo funky (‘Never Die Again’) y se enfangan en otros modos de ver la épica dance distintos a lo de ‘Sail Away’: a ‘Rollercoaster’ hay que odiarla, ¿no? A cambio, ‘Children’ nos pone de nuevo en la auténtica montaña rusa, la de este disco, haciendoles sonar más pop que nunca, mientras que ‘Can You Find a Way?’ se queda en lo pasable. O no. Depende de si entras en su estructura absolutamente vacilona.

Pero, ay chavales, llegamos a ‘How Deep Is Your Love’ y no hay manera de evitar pensar cómo unos botarates como a veces parecen The Rapture son capaces de hacerse maravillas como éstas. Los seis minutos y medio con los que más copas derramarás en los próximos meses.

7.5/10

Si la efectividad de un disco de The Rapture ha de medirse por el número de canciones que te apetecería pinchar en alguna fiesta con tus amigos para que todos compartieran tu entusiasmo, por la cantidad de veces que se mueve tu pie derecho al ritmo de tu cabeza menos el número de temas prescindibles, In The Grace of Your Love es muy bueno en lo suyo, incluso aunque a veces parezca muy malo. Y es mucho mejor de lo que otros nos dan aunque parezca mucho más irregular.

Anuncios