“The Royal Hangmen” src=”http://img.hipersonica.com/2013/04/650_1000_the_royal_hangmen-1.jpg" class=”centro” />

Me lo dicen mucho por la calle, no creáis: ¿y el garage suizo? ¿Qué pasa con el garage suizo? ¿Cuáles son las últimas novedades en garage suizo? ¿Cuánto tiempo hace que no habláis en Hipersónica de garage suizo? Bueno, pues tranquilidad porque como sabemos que ardéis en deseos por fin vamos a dar salida a vuestra principal demanda. Y todo porque se ha cruzado en mi camino el homónimo debut de The Royal Hangmen, quinteto con base en Zurich que, después de pasar años limitándose a hacer versiones de los sospechosos habituales del género, llamaron la atención de un fanzine griego (la historia es para no perdérsela, sí) llamado Lost in Tyme, que acabó apadrinándoles. A partir de ahí fueron colocando temas en recopilatorios y, por fin, ocho años después de formarse como banda, han acabado publicando su debut, formado íntegramente por temas propios. ¿Ha valido la pena tanta espera?

La respuesta, como suele ocurrir en estos casos, dependerá de las expectativas de cada uno. Si alguien espera algún tipo de revolución del género, puntos de contacto con otras tendencias o incluso que estos suizos abran alguna nueva vía, la lleva clara, desde luego. Lo de The Royal Hangmen es una historia que ya nos han contado muchas veces. Toneladas de fuzz, teclados Vox y beats de batería. Sota, caballo y rey: los Sonics, los 13th Floor Elevators y los Small Faces. Y a partir de ahí, a escupir temazos. Todo se resume, pues, en si las canciones funcionan, en si la enésima variación de lo mismo llama tu atención. Y resulta que sí, que cuando los Royal Hangmen empiezan a ametrallar hay que ponerse a cubierto. O lo contrario si te va la marcha, claro.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/track=1581766098/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=4285BB/

Aquí no hay tiempo para estupideces: ‘Turn Me On’ empieza a lo loco, a guitarrazo limpio. The Royal Hangmen no tienen ni un solo segundo que perder y construyen un disco frenético desde sus primeros compases. El segundo corte, ‘Who’s That Man’ (uno de los más inspirados del conjunto) sube un poco el tono: los teclados toman el protagonismo y estos suizos empiezan a berrear. La fiesta está asegurada.

Si hay que seguir poniendo medallitas a lo más reseñable, destaca también ‘Mary Jane’, el único single publicado con anterioridad a este lanzamiento, brillante trallazo de garage-punk al estilo Fuzztones que puede servir como perfecta tarjeta de visita del disco, como primer punto de contacto del recién llegado con The Royal Hangmen. Y también ‘You Better Tell That Girl’, quizá la pieza más pop, que baja un poco las revoluciones durante tres minutos, pero, lejos de molestar, incluso deja destellos a lo Ray Davies.

Visto con algo de perspectiva, quizá no habría venido mal aligerar metraje prescindiendo de un par de los cortes menos inspirados: al fin y al cabo, hay claramente canciones que funcionan mejor que otras y con frecuencia parecen estar dispuestas de manera consecutiva en el tracklist, de forma que una canción es la respuesta (o el reverso) de la anterior. Nada grave, en todo caso: no hay baches en un disco que se escucha con gusto del tirón.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/v=2/track=215183207/size=venti/bgcol=FFFFFF/linkcol=4285BB/

“7,00” src=”http://img.hipersonica.com/2013/04/7.jpg" class=”derecha” />Y para cerrar, la joyita escondida: ‘Wake Up’, una pequeña maravilla psicodélica que podría haber sido también un perfecto inicio para el disco, pero funciona a la perfección como broche de oro. Es un salto considerable dentro de un disco muy homogéneo, sí, pero suma sin desentonar, aporta (sin, después de todo, tirar de prácticamente ningún elemento que no haya usado antes) valor añadido a un disco que quizá sin ella no habría logrado destacar en la multitud, pero que con este brillante final deja un muy buen sabor de boca. Así que ahorraos las coñas: a lo mejor el garage suizo sí tenía algo que decir después de todo.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments