Los tristes, fuera. Me refiero a los que lloraron agarrados a un cojín con el For Emma, Forever Ago y que tiraron a la basura tras un par de escuchas el Bon Iver. También los que se sientan identificados con Joseph Gordon-Levitt en 500 days of Summer, fuera. Bien, ya somos menos. Y ahora, ahora quedaos los que no soportáis a Bon Iver. De estos, es mejor que cojáis la puerta los que os toméis los discos como una batalla personal. En esta clase se queda la gente que aprecia los discos porque sí, a los que les flipa el Justin Vernon que canta su propio sample en el ‘Lost in the World’ de Kanye West y a los que no se os caigan los anillos por bailar. Así pues, sacad el mejor vino que tengáis y subíos a vuestras botas favoritas: este es un disco para un guateque sureño.

Dos amigos, un éxito inesperado y el blues

O algo así. Y si no, de qué ese riff con el que abre ‘Avery Hill’, un verdadero pepino bailongo. Y es que, parece que Justin Vernon ha decidido irse de fiesta y el DJ ha elegido de AC/DC para empezar la sesión. Le acompañan Phil Cook (de Megafaun y DeYarmond Edison) y Brian Moen ( de Peter Wolf Crier, un viejo conocido de Vernon con el que en realidad formó The Shouting Matches allá por 2006, mucho antes del fenómeno For Emma, Forever Ago. Por aquel entonces, ni uno ni otro se tomaron el proyecto demasiado en serio, y aunque parece mentira pensar que el primer gran éxito de Bon Iver llegó en realidad entre ensayos del grupo que hoy tenemos entre manos, parece ser que esto es lo que en realidad ocurrió. Moens y Vernon nunca dejaron de estar en contacto, y por eso, a raíz de un sarao de las Duke Performances allá por 2010, decidieron retomar los ensayos. El asunto se llamó ‘Sounds of the South’ y suena precisamente a lo que fue: un concierto inspirado en el célebre recopilatorio homónimo de blues primigenio de Alan Lomax. No es de extrañar entonces que Grownass Man sea un disco eminentemente blues.

Adiós falsete, hola distorsión

No desencaja tampoco ese sonido tan Crazy Horse de ‘Gallup, NM’ que envuelve — aquí sí — a una línea vocal más en la tangente soul en la que se desenvuelve el Vernon del último Bon Iver. Aún así, y por mucho que en el tercer tema ya estemos entonados, no deja de sorprender ese salvaje ‘Heaven Knows’ tan cerca de los The Black Keys del Trickfreakness. Lo que sí que está claro es que The Shouting Matches han venido a pasárselo bien. Ni más ni menos. Y lo cierto es que con jitazos rockabilly de dos minutos como ‘Mother, When?’ resulta muy difícil quedarse al margen de la fiesta. Es cierto que no se trata de una fiesta extraña (“salir, beber y los discos de nuestros padres de siempre”), pero planazo. Dice Moens en una entrevista reciente que “hacer un disco solo fue una excusa para tocar juntos porque nos lo pasamos muy bien” y eso se nota en cosas como ‘Seven Sisters’ o ‘New Theme’ en donde nos volvemos a encontrar de frente con el soul más Motown pasando por el blues más Delta de ‘Milkman’.

El freno no os sienta tan bien

7/10

Y sin embargo, sí falta algo. Especialmente hacia el final, en donde el jaraneo se ralentiza demasiado y no consigue enganchar como sí lo hacen los temas más festivos. Da la impresión de que el disco se quedaría mucho mejor con ocho temas y acabando con la casi instrumental ‘Three Dollar Bill’, que se retrotrae al jazz-swing de los años 20 en su base rítmica. Suenan a epílogo innecesario entonces, ‘I’ll be true’ y ‘I need a change’ estropeando así un álbum que por otra parte me parece de lo más disfrutable, honesto y sin pretensiones. Y eso, no me canso de decirlo, es de lo mejorcito que se le puede decir a un grupo de amigos que han decidido hacer música. Sea su cantante un tío famoso por sus falsetes o sea Perico de los Palotes. Este es un disco para un guateque sureño. Un disco para poner mientras se hace la cena y se sobrevienen las noches de verano, esas en las que se bebe vino y se trazan los planes cómplices. Sin descubrirnos unos a otros la vida, pero disfrutando de ella con los amigos. Y bien que hecho que está.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments