Anuncios

The Spyrals — Out of Sight: mola mucho pero pasemos a otra cosa

Del amor al odio: los segundos discos suelen ser un engorro. Pensemos por ejemplo en cómo Holograms ya no. O en cómo Foxygen se olvidaron por el camino del caos, lo errático, el pop fragmentado y todos sus mejores ídolos de juventud. Nada de esto hace de las continuaciones discos malos de manera obligatoria, simplemente pierden el encanto de la inocencia. Esta reflexión por lo demás común, no empaña que en Hipersónica apenas nos hemos acordado del segundo disco de The Spyrals. Y lleva ahí un montón de meses, antes incluso del verano. ¿Qué ha sucedido para que un grupo que el año pasado nos encandiló a casi todos por igual ahora, una vez escuchado, quede arrinconado? Los vertiginosos tiempos modernos nos empujan hacia nuevos nombres, es cierto, pero Out of Sight (2013, Mock Records) también tiene parte de culpa: es un disco más largo, más perezoso y más canónico. O al menos lo parece. Y las apariencias son horriblemente determinantes hoy en día, donde la miriada de publicaciones semanales nos hace a todos más superficiales.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2437908141/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=3/transparent=true/

Está muy buen, pero engancha menos que el anterior. La prueba está en que casi me había olvidado de su existencia.

El autor de la frase es Black Gallego. Él, apasionado del Metal pero con un corazón pop, entiende al igual que yo que The Spyrals ya-no-son-tan-flipantes. Uno de los motivos que hacen de Out of Sight un disco menos atractivo, aunque no peor, es la redundante fórmula que The Spyrals emplean. Es esencialmente la misma que ya utilizaron en su disco debut — psicodelia garagera empapada en Rock tradicional norteamericano, por ejemplo — pero alargada hasta las once pistas. El resultado mola tanto como el año pasado: el espíritu de Creedence Clearwater Revival sigue ahí, y sigue siendo muy divertido y refrescante, pero se hace más pesado. No sólo se trata de un disco más largo, sino también de un recurso un tanto oxidado: ya habíamos escuchado esto con mucha anterioridad a su primer disco. Cuando un grupo se maneja en tópicos sonoros tan manidos corre el riesgo de estancarse con rapidez. Da igual que lo haga estupendamente, y The Spyrals lo hacen estupendamente, porque el peso de la historia que se repite recaerá sobre ellos de manera tiránica.

Out of Sight: no es un disco fallido

A Ovlov, por ejemplo, les pasa algo parecido, con la diferencia de que ellos no hacen demasiada gracia ni siquiera al primer instante. Para su segundo disco The Spyrals han optado por el más-de-lo-mismo. Quiero decir: más de lo mismo de más de lo mismo. Naturalmente todo termina pareciendo un gigantesco lugar común donde sus virtudes, ayer sorprendentes, hoy son repetitivas. Y sin embargo, pese a todos estos inconvenientes que estoy construyendo alrededor de Out of Sight, The Spyrals siguen saliendo airosos del envite. No pensemos en su segundo disco como un ejercicio fallido, para nada: canciones como ‘Lying’, ‘Comin’ Down’ o ‘Such a Pain’ son en realidad estupendas. Tanto, que al final el resultado es muy bueno, mucho mejor que la media, a ratos casi tan bueno como su primer disco. Pero no tan bueno. No tan, oh, tío, este disco me ha volado la cabeza. Se trata más de mola mucho pero pasemos a otra cosa. Donde otra cosa podrían ser Cosmonauts, por ejemplo, de quienes podemos decir lo mismo a no ser que contraten al vocalista de The Spyrals.

http://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2437908141/size=medium/bgcol=ffffff/linkcol=0687f5/t=4/transparent=true/

A The Spyrals les sentaría de maravilla salirse de su zona de confort. Sé que es pronto para acusarles de acomodados, pero en determinados géneros suele ser mejor pasar página. A otros grupos les sentaría de manera horrorosa cambiar de aires. A Holograms por ejemplo. O a Yuck. O a Foxygen. A Yuck sobre todo. A The Spyrals, sin embargo, les sentaría muy bien pasar a otra cosa. Seguir haciendo lo mismo pero hacer algo distinto.

7/10

Quien se mueve de la foto gana. O pierde de forma estrepitosa, pero al menos lo ha intentado. Y eh, hoy en día, en este mundo, es mejor no quedarse quieto antes que esperar a que el tren se te lleve por delante. The Spyrals sobreviven porque tienen talento y porque con las herramientas que utilizan es imposible no sobrevivir, sería como ahogarse con un flotador, pero si quieren que nos acordemos de ellos como algo-más-que-un-grupo-que-tuvo-su-punto no basta con sobrevivir. Es cierto que depende de las expectativas de cada uno, pero yo les pediría que no se acomodaran. Por favor.

Anuncios