Iba a ponerme a escribir un artículo informativo estándar sobre el EP que Interpol han decidido regalar con motivo de su gira, incluyendo temas propios y de los teloneros que les acompañan (podéis encontrarlo aquí), pero me he dado cuenta de que la cosa tiene algo más de miga. Y es que no hay más que echar un vistazo a las últimas semanas para ver la cantidad de movimientos similares que se han producido.

No necesito remontarme mucho en el pasado, pues hace unos días comentamos acciones del estilo por parte de Devin Townsend y Moby, el primero al igual que Interpol para promocionar su gira de conciertos, y el segundo como anticipo de su próximo álbum. Da igual que pertenezcan a una gran discográfica, que trabajen con sellos independientes o que se lo monten por libre, todos quieren regalar su música.

El caso de los singles tiende a ser el mismo, pues raro es el grupo que no nos permite descargar su sencillo en MP3 a cambio de hacerse con nuestra dirección de correo electrónico, o de pulsar en el botón de promoción en redes sociales. En la época del todo es gratis, el que pretenda construir barreras en torno a su producto sólo se expone a quedar aislado del mundo. Y no puede haber nada peor para un artista que quedar aislado.

Para los discos completos esta política quizás no ha terminado de cuajar, al menos por ahora. Radiohead nos dejaron pagar lo que quisiéramos por In Rainbows (no fueron los primeros en hacer esto, pero sí los más sonados), pero parece que no quedaron convencidos con el movimiento y para The King of Limbs se limitaron a marcar un precio fijo.

No obstante sí que hay sellos, en este caso todos independientes, apegados a esta filosofía de ofrecer gratuitamente el trabajo de sus artistas. Por citar un caso de dentro de nuestras fronteras, gracias a que Aloud Music no tiene reparos en dejar descargar abiertamente todos los discos de su catálogo he conseguido descubrir propuestas tan interesantes como la de AtletA, que después no he dudado en comprar y que iré a ver en directo si se pasan por mi tierra. Y ejemplos así los hay por todo el mundo.

Cuando gente con mucho talento y nada que perder está dispuesta a compartir su trabajo sin pedir nada a cambio, los que pretenden cobrar por lo mismo se ven obligados a ceder. Así es como llegamos a esta situación, en la que los músicos parecen pegarse ya no por vendernos su música, sino porque regalárnosla. Porque a fin de cuentas lo importante en primer lugar es ser escuchados, y todo lo demás (ventas, conciertos, merchandising) vendrá a partir de ahí. En la era de Internet, el que se aisle a sí mismo se condena a pasar inadvertido.

En Hipersónica | Devin Townsend muestra un adelanto de Ghost y nos regala un EP en vivo >>> Moby regala un EP con tres temas como adelanto de Destroyed >>> Radiohead — The King of Limbs: primeras impresiones, canción a canción

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments