Tokio Hotel — Kings Of Suburbia

Bien es sabido que a los nuevos hay que hacerlos sentir como en casa. Yo he aterrizado en Hipersónica hace unas pocas semanas y por eso me han puesto entre las manos un diamante en bruto, la vuelta de Tokio Hotel.

Tengo un reto muy importante con este regreso de la banda alemana después de cinco años en silencio. Y es que Hipersónica consiguió ser el único medio que en 2009 pudo entrevistar al anterior disco de Tokio Hotel. Sí, digo bien, al disco, a Humanoid, no a ellos. Eso fue (casi) un fenómeno viral y ahora yo tengo que hablar de Kings Of Suburbia (Universal Music Group, 2014), su nuevo trabajo, y ni siquiera he podido conseguir unas pobres palabras de él. Así que, ¿cómo honrar el trabajo de Tokio Hotel tanto o más que aquel Humanoid? Pues haciéndolos protagonistas de la noche de Halloween. Si no os ha dado tiempo a preparar vuestra historia de terror para asustar a vuestros invitados, o no os parecen suficientes las trece canciones que os recomendábamos ayer para animar la noche de borrachera misteriosa que se avecina, no os preocupéis, no hay nada que inventar, tan solo darle al play e imaginarse en la clase de aerobic del gimnasio del barrio. ¿No es terrorífico?

Alguien los echaba de menos

Sí, esa banda de jovencitos maquillados que se convirtieron en un fenómeno de masas en la década pasada gracias a temas como ‘Monsoon’ o ‘Ready, set, go’, están de vuelta. Y después de haber escuchado su nuevo trabajo, Kings Of Suburbia, quince temas (y sí, me los he escuchado enteritos) que los alemanes han cocinado en su nueva etapa en Los Ángeles, tengo algunas conclusiones: la primera, que se han olvidado de sus recetas tradicionales y han llevado sus nuevos sonidos poperos y electrónicos al precocinado; la segunda, que tenemos que afrontar que sus melenas ya no están con ellos y la tercera, que sus fans quinceañeras del 2009 ya no son quinceañeras, pero por los comentarios que ha generado el nuevo lanzamiento de la banda en las redes sociales, seguirán siendo muy fans de los alemanes. Sí, había quién los echaba en falta.

Ellos han dicho esto tan bonito de sus nuevas canciones:

Kings Of Suburbia es un sentimiento que significa todo y nada al mismo tiempo. El disco es una muestra de cómo el pasado influye en el presente, con nuevas influencias más intensas y una mayor autonomía de decisión.

Y esto otro:

A los productores les encantó cuando llegábamos directamente del club al estudio a grabar las pistas vocales. Se originaron tantas canciones así… esos momentos los capturamos directamente. En este álbum van un montón de noches, cigarrillos y tragos. No nos perdimos un solo amanecer durante las grabaciones.

Claro, es que los chicos han crecido y ahora afirman que este trabajo es el que mejor define a la banda. Vamos, que se han ido a Los Ángeles buscando anonimato y entre juerga y juerga se les han ido ocurriendo algunas canciones geniales para acompañar la hora de la clase de aerobic.

Poneos el chándal que empezamos

‘Feel It All’ es la canción para los ejercicios de respiración de los primeros minutos de la clase. Sí, sí, esos con los que vas subiendo y bajando los brazos al ritmo de las inspiraciones y espiraciones y vas añadiendo un ligero movimiento de pies. Con ‘Stormy Weather’ empieza el calentamiento. Y venga, que llegan ‘Love Who Loves You Back’ y ‘Covered In Gold’ y comienza la nueva coreografía. Apréndete bien los pasos y recuérdalos para tus noches más desinhibidas.

Después de varios minutos de movimientos agitados, tu cuerpo te pide un respiro. ‘Never Let You Down’ es para ese sencillo baile que te enseñaron en las primeras clases y que te sabes tan bien, que ya haces sin ni siquiera mirar por el espejo con el rabillo del ojo a los demás. ‘Louder Than Love’ va a marcarnos el ritmo para las series de abdominales que se nos vienen encima y después de esto, es el momento de los estiramientos, ‘Masquerade’ está a estas alturas del álbum por algo.

2/10

Para escuchar mientras nos damos una ducha después de semejante esfuerzo físico está ‘The Heart Get No Sleep’. Sí, perfecta para este momento, cuanto más nos impida escucharla el sonido del agua y nuestros intentos de mostrar nuestras cualidades vocales, mejor. Entonces, te marchas a casa orgullosa por tus logros, ¡y todavía tienes Tokio Hotel para acompañarte! Ahí está ‘Great Day’, claro, si es que ha sido un gran día y pasado mañana ¡vuelve a haber clase con estos temazos!

Anuncios