Tom Petty & The Heartbreakers — Hypnotic Eye

Da gusto ver que hay rockeros que realmente no están dispuestos a tirar la toalla, y mucho menos a morir en el olvido. Y da gusto ver a algunas bandas como Tom Petty y The Heartbreakers, con casi cuarenta años en la carretera, igual de bien avenidas y compenetradas que en sus inicios, sin dar un sólo escándalo y haciendo lo que mejor saben, con el grado añadido de la experiencia que dan esas cuatro décadas.

Pero cuándo uno mira a Petty y a sus chicos, sólo cabe lamentar que en nuestro país nunca hayan sido la gran banda que si son otras, y que no hayan gozado del merecido reconocimiento, porque en la discografía de los de Florida hay mucha tela que cortar y méritos de sobra para ello.

Tom Petty & The Heartbreakers: cuando la experiencia si es un grado

Sea como sea, los que si los hemos tenido en el pedestal que se merecen, los dejábamos en 2010 con un sobresaliente Mojo que nos mostraba el lado más blues de la banda. Casi cuatro años más tarde, tenemos Hypnotic Eye para darnos cuenta de que siguen tan en forma como siempre, y sin dar señas de agotamiento, por mucho que nos encontremos ante la decimotercera referencia de su catálogo particular de estudio.

No es necesario esperar ninguna novedad en este nuevo trabajo de la banda, porque, como decía antes, se dedican a lo que mejor saben: tocar rock, de sabor clásico y americano. Directo, de guitarras contundentes, y lo que es más, lo hacen mejor que nunca, porque, a diferencia de otros de los trabajos de su discografía, Petty y los suyos firman esta vez un listado homogéneo, sin altibajos; a la altura de lo que se espera de sus mejores temas.

Desde el comienzo, con ‘American Dream Plan B’, nos encontramos con el Petty más clásico. Potente riff de guitarra para decir que han vuelto a los orígenes y a terrenos como los recorridos en los primeros álbumes de la banda, y una letra de las clásicas en ellos, en la que nos hablan de las decepciones de la vida real, y de luchar para conseguir nuestras metas.

Pero lo mejor llega tan sólo un corte más allá. Sólo hace falta escuchar el diálogo entre las guitarras de Petty y Mike Campbell nada más comenzar el disco, en ’Fault Lines’, para darse cuenta del estado de salud de la banda. Un comienzo por todo lo alto que marca el nivel al que se mueven en el resto de la colección.

Otro clásico instantáneo es ‘Red River’, con estribillo pegadizo y riff de guitarra de los que se marcan a fuego. Entre los tres temas, forman el trío perfecto para abrir un disco de la mejor forma posible, haciendo temer que la cosa no puede ir más que a peor.

Hypnotic Eye: clásico e hipnótico rock’n’roll

Pero no, el toque jazz de ‘Full Grown Boy’ primero, y la vuelta a las guitarras en ‘All You Can Carry’ nos dicen que no va a haber temas de relleno en Hypnotic Eye. Como en ‘Power Drunk’, que cambia el diálogo entre guitarras por el de bajo y teclado, en una orgía blues de esas que sólo están al alcance de los grandes.

Forgotten Man’ no puede más que recordarnos al grandísimo ‘American Girl’, como si se tratara de la versión más crecida de aquella chica, después de haberse dejado vapulear por la vida, mientras que en ‘Sins Of My Youth’ Petty nos vuelve a dar otra de sus clásicas letras sobre experiencias vitales en un relajada y dramática balada.

Hacia el final del disco, los rompecorazones siguen poco dispuestos a aflojar sus guitarras, y se dejan otro de esos riffs inolvidables antes de pasar al rhythm and blues de ‘Burnt Out Town’, donde las guitarras dejan paso a la armónica, para cerrar el disco con otra de esas baladas espesas y oscuras que tanto gustan a la banda, en la que, sobre todo, sorprende el final, casi en plan hidden track, con Petty a solas con una guitarra acústica para cantar una única estrofa.

8.5/10

Hypnotic Eye es Tom Petty, en estado puro. Él y sus Heartbreakers están en plena forma, incluso con los 64 años recién cumplidos que calza el señor de Florida. Siguen haciendo lo que mejor se les da, sin necesidad de experimentar o comprometer su estilo en busca de nuevo público.

Ofrecen además un trabajo compacto y sólido, como pocos podíamos esperar de una banda que lleva tanto tiempo al pie del cañón. De ellos esperaríamos que ya lo hubieran dicho todo y que estuvieran a medio gas, simplemente para seguir en el negocio. Hypnotic Eye es pura sinceridad y amor por el rock and roll. Justo el que más gente debería tener a una banda como The Heartbreakers.

https://embed.spotify.com/?uri=spotify:album:55dSc0Ry199sq95DwnHFFa

Anuncios