Tom Petty es uno de los más grandes del rock norteamericano y salvo sus más fieles e incondicionales no parecen haberse dado cuenta. Su legado está ahí para revisarlo cuando uno quiera comprobar cómo se las ha gastado desde que comenzará en 1976 al lado de los Heartbreakers.

Para los que no le han seguido baste decir que Petty formó parte de los Travelling Wilburys, aquella superbanda de estrellas en las que militó al lado de Bob Dylan, George Harrison, Roy Orbison y Jeff Lyne, de la Electric Light Orchestra, una agrupación que nos dejó aquel maravilloso disco, Travelling Willburys vol. 1, editado en 1988 y que es imprescindible en cualquier discoteca de un amante del rock clásico.

Tras su aventura con Mudcrutcht, la banda paralela que Petty creo en 1970 y que reactivó en 2008 con la grabación de un disco de título homónimo, ha vuelto con The Heartbreakers y un álbum, Mojo, que es un generoso compendio de lo que es y ha sido el sonido del grupo, es decir, rock & roll que recoge y asume la herencia de Dylan, Stones, Beatles o el mejor rythm & blues.

Muy superior a The Last DJ:

La poca repercusión mediática de Tom Petty reside quizás en la poca prestancia del artista a promocionarse, algo que otras rock star menos relevantes han hecho y se han llevado el gato al agua. Tom Petty & The Heartbreakers vuelven con su primer disco en ocho años, una barbaridad si habláramos de una banda metida en el mainstream. Éste retoño es para mí muy superior a The Last DJ (2002) y estará a buen seguro en el top five de los hasta ahora decimoquinto álbum de la banda cuando se retiren.

De él, el propio Tom Petty ha dicho una frase bastante elocuente de lo que significa para él en un documental que ha subido a su página de YouTube:

Con este disco quiero mostrar a la gente lo que escucho cuando toco con la banda. “Mojo” es donde el grupo vive cuando toca para sí mismo

Cierto, Petty más este elenco de músicos que valen su peso en oro, a saber, Scott Thurston (guitarra), Mike Campbell (guitarra), Ron Blair (bajo), Steve Ferrone (batería) y Benmont Tench (teclados), que hacen una labor excepcional y se dejan querer más y más conforme pasan los minutos de este larguísimo disco.

Larguísimo porque sesenta minutos si no se tratara de Mr. Petty & Co. o algún otro primer espada serían un suplicio, o al menos conformarían un todo indigesto. Ahí les tenemos grabándolo en vivo, todos viéndose y escuchándose, sintiendo la presencia de los compañeros y capturando un espíritu que se ha perdido en rock & roll contemporáneo.

Dicen que no hay overdubs ni retoques y me lo creo, la prestancia de los músicos es suficiente como para no meter la pata en ningún momento. Por destacar minutos de esta enorme obra, quizás me quedaría con la apertura ‘Jefferson Jericho Blues’, primer sencillo donde Petty y Campbell, y el resto de la banda claro está, dan una lección como músicos.

9.5/10

Al lado estaría ‘I Should Have Known It’, tremendo arsenal guitarrero de blues rock setentero, delay en la voz y riffs enormes. Verlos en el vídeo oficial que ilustra ese primer single es un gustazo, qué elegancia Dios mío. Y como sorpresón ese reggae tamizado de ‘Don’t Pull me Over’, tremendísimo. En resumen, una lección de unos clásicos que no van de estrellas, ni falta que les hace.

Sitio oficial | Tom Petty & The Heartbreakers
Vídeos | YouTube, YouTube

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments