Ya decía en mis diez razones para tener fe en el 2010 que tenía el presentimiento de que éste iba a ser año Tool, y mis corazonadas han resultado ser acertadas al final. Vale, teniendo en cuenta que ahora mismo están comenzando el proceso de escritura y sabiendo lo perfeccionistas que son estos cuatro, lo más probable es que no podamos escuchar nada hasta 2011, pero vamos a tener para hablar mucho de ellos durante los próximos meses.

Nos habéis avisado de ello por varias fuentes, y finalmente la banda lo ha confirmado a través de su lista de correo electrónico. Según el comunicado, que no anda falto de las correspondientes dosis de humor, el cantante Maynard James Keenan aún no está implicado en el proceso creativo, por lo que podemos decir sin lugar a dudas que este trabajo aún está en pañales:

“Los miembros de la banda siguen con el proceso de escribir nuevo material (tres día a la semana), y con la última pata a punto de completar su gira con Puscifer, no debería faltar mucho hasta que la pizarra se llene con una descorcentante mezcla de intros codificadas con colores, progresiones, agitatos, con sordinos, crescendos, diatónicas, inversiones, resoluciones, transiciones, variaciones, obbligatos, consonancias y cierres. Los arreglos que millones de personas intentarán descargar de Internet.”

Por descontado, yo ya tengo disco más esperado del momento, y podéis contar con que os bombardee con cada detalle que vaya surgiendo en torno a este proceso de aquí a que el álbum esté en nuestro poder. Ahora, teniendo en cuenta lo mucho que he estado esperando para poder dar esta noticia, no me puedo limitar sólo al anuncio, así que voy a escribir mi particular lista de deseos con lo que me gustaría encontrar en el que será el quinto elepé de estos genios:

  • Con Ænima se sentaron las bases estructurales de lo que entendemos por disco de Tool en mayúsculas, con Lateralus se profundizó en ellas y 10,000 Days supuso un ligerísimo retoque. Sé que los miembros de esta banda son inquietos por naturaleza y no me sorprendería en absoluto que decidieran romper con todo y dar un aire completamente diferente a su nueva obra; no obstante, a mí me gustaría que siguieran intentando sacar más partido a esta fórmula, porque al ritmo de publicación que llevan les falta mucho para agotarla.
  • Si de algún grupo sería capaz de decir que hacen una música perfecta, al menos desde el plano compositivo, ese es Tool. Creo que han logrado un equilibrio insuperable entre técnica y calidad sonora, en el que la matemática nunca se impone sobre el disfrute sonoro, ni viceversa. Con que siga la cosa así, a mí ya me habrán ganado.
  • Además de su soberbia calidad sonora, 10,000 Days se caracterizó por un envoltorio sencillamente único, con sus lentes y sus preciosistas ilustraciones, así que espero que nos vuelvan a sorprender con algo que vaya en esa atípica línea.
  • Para terminar, espero que no cometan el pecado de tomarse demasiado en serio a sí mismos, y que siga habiendo en su música alguna que otra salida de tono y momentos de esos que parecen no tener ningún sentido hasta que has profundizado muy bien en el disco y en el mensaje que persigue transmitir.

En resumen, espero que continúen siendo igual de grandes que hasta ahora, que sigan experimentando todo lo que quieran si así lo ven oportuno, pero que no pierdan esas señas de indentidad que les convierten en una formación única. Y ahora, me dejo los fanatismos hasta nuevo aviso.

Sitio oficial | Tool

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments