Anuncios

Tortoise — Beacons of Ancestorship: demasiada promesa para tan poco que reseñar

Cinco años han pasado para que Tortoise se decidiesen a retomar su carrera en estudio. Y en los momentos previos al lanzamiento de Beacon of Ancestorship casi parecía que podían regresar con su mejor disco. Por desgracia, no es así: la banda se ha quedado lejos de esas cotas con un lanzamiento demasiado irregular.

Quizás fuesen las ganas de volver a oír algo de ellos o seguramente el problema esté en las altas expectativas que generaron los dos mejores temas del disco, ‘High Class Slim Came Floatin’ In‘ y ‘Prepare Your Coffin‘ (el vídeo ya lo vimos aquí). Ambos fueron los temas de adelanto del disco, lo que confirma que Tortoise no se han vuelto tontos de repente y que ellos también sabían que ahí es donde se encontraba su mejor esencia.

En ambos temas es donde Tortoise recuperaban el espíritu pionero con el que en los 90 mezclaron el jazz, el kraut-rock, el rock progresivo y algún que otro estilo pasado de moda o mal visto por la generación gimme more indie rock y que gracias a ellos subió en carisma.

El problema de Tortoise en sus peores discos y que se repite en varias canciones de Beacons of Ancestorship es la sensación de que cuando ponen el piloto automático sus canciones dejan de ser adictivas (incluso en su rareza) para convertirse en largas jams grabadas en estudio sin que haya una idea concreta sobre a dónde quieren llegar. Porque en algún lado deberían aterrizar temas definitivamente menores como ‘Minors‘ o ‘Yinxianghechengqi‘ para ser realmente excitantes de cara al oyente. Porque no se puede estar predicando algo así como jazz suavecito y luego ponerse hard-core, que al final uno no se lo acaba de creer.

Beacons of Ancestorship no aporta nada al manual de Tortoise. En cierto modo, es un tanto triste verles alejarse del riesgo de dejar de ser ellos mismos, algo que hicieron muy, pero que muy bien durante sus tres primeros discos y que ahora parecen haber aparcado.

Durante la temporada más reciente de ‘Mujeres Desesperadas’, uno de los argumentos gira en torno al grupo de música con el que el grupo de maridos cuarentones trata de soportar su crisis existencial. A lo único que se dedican es a bajarse al garage, tomarse unas cervezas y hacer versiones de cuando eran jóvenes. Y ésa es la imagen que me transmite en la mayor parte de sus minutos este regreso de Tortoise. Poca cosa.

Sitio oficial | Tortoise

Anuncios