¡Qué se pongan las pilas los grandes baterías del rock y metal porque las nuevas generaciones vienen pegando fuerte! Hace meses os descubrimos al nuevo Mozart y ahora os traemos…al nuevo Joey Jordison, sí el batería de Slipknot. Lo que véis en el vídeo no es un montaje ni su protagonista es una persona de pequeño tamaño.

Se trata de un niño japonés de 4 años que demuestra una prodigiosa coordinación, reflejos, ritmo, pegada y dominio de las variaciones acompañando en una exhibición con público una grabación del tema ‘I hate Myself for Loving You’, de Joan Jett & The Blackhearts. Esta canción, de complejidad más que sencilla, digamos media, es uno de los clásicos de la excomponente de las Runaways, que fue publicado en 1988.

Resulta revelador la pegada de este mocoso y la frescura que tiene encima del taburete y agarrando las baquetas, que en un momento pierde el ritmo y sale airoso del apuro, y encima se rie y pone unas caras de estar divirtiéndose que es como para achucharlo. La verdad es que con vídeos como éste nos quedan esperanzas que no todo está perdido entre nuestros aborregados niños. A mí de mayor me gustaría tener un hijo como éste.

Vídeo | YouTube

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments