Trent Reznor and Atticus Ross — The Social Network: la tensa calma del inconformismo

Hace algo más de un mes se estrenó en nuestro país The Social Network (traducida aquí como La Red Social), la esperada película de David Fincher donde se retrata parte de la vida de Mark Zuckerberg, creador de Facebook, en base al libro Multimillonarios por accidente. La cinta ha sido recibida con valoraciones muy positivas por parte de la crítica, y ha logrado cosechar excelentes cifras en las salas, aunque esto último era algo que todos dábamos por hecho.

Lo cierto es que, más allá de las evidentes dosis de fantasía existentes en la narración de los acontecimientos, se trata de un largometraje bastante interesante y que no se dedica a enjuiciar a Zuckerberg, como muchos pensábamos que haría, sino a contar los acontecimientos de forma bastante objetiva, dejando en manos del espectador las conclusiones. Además de los méritos de un realizador tan capaz como Fincher, ayuda mucho también al conjunto la buena labor de Trent Reznor y Atticus Ross en su banda sonora.

Como curiosidad, en un primer momento Reznor rechazó la oferta al considerar que una película sobre Facebook no era algo que le interesara especialmente, pero tras leer el guión escrito por Aaron Sorkin se puso en contacto de nuevo con el director americano, quien había estado esperando su llamada. El siguiente paso fue el de sumar al programador Atticus Ross al carro, quien ha aportado su buen hacer en el terreno electrónico a los cuatro últimos álbumes de Nine Inch Nails.

Siguiendo la senda de Ghosts I-IV

Trent Reznor and Atticus Ross — Hand Covers Bruise (YouTube)

Aunque nunca llegó a estar confirmado, estaba casi aceptado por todos que durante 2010 iba a llegar un nuevo disco de Nine Inch Nails. Ya vemos que no ha sido así, pero tampoco se puede acusar a Reznor de haber estado holgazaneando durante este año. Vale que el estreno de How to Destroy Angels pudo dejar frío a más de uno (a mí completamente helado, las cosas como son), pero esta banda sonora que ahora nos llega ha conseguido suplir la ausencia del esperado disco de la banda principal del de Pennsylvania.

Tampoco estoy diciendo que The Social Network merezca ser considerado como un disco más de Nine Inch Nails, porque eso sería excesivo, pero sin duda alguna sí que podríamos verla como una sucesión “espiritual” de Ghosts I–IV. No en vano, sólo faltaría Alan Moulder para tener de nuevo aquí al equipo completo que trabajó en aquel colosal álbum cuádruple. El dúo recupera con mucho acierto aquella electrónica sucia, oscura y profunda, para adaptarla perfectamente a las escenas del filme.

El parecido entre ambos trabajos va más allá de lo subjetivo, pues cortes como ‘A Familiar Taste’ o ‘Magnetic’ son revisiones de temas que ya fueron incluidos en el proyecto Ghosts, para ser más exactos de los temas 35 y 14, respectivamente. Queda claro por tanto que si no te gustó el estilo de aquel álbum, capaz de pasar de forma muy progresiva y casi imperceptible de lo calmado a lo intenso, estirando el sonido hasta unos límites que para los menos pacientes podrían resultar tediosos, difícilmente vas a disfrutar de esta banda sonora, al menos fuera de su entorno natural que es la película. Pero si por contra haces buenas migas con dicho disco, lanzado hace ya más de dos años, aquí tienes una cita ineludible.

Una banda sonora como pocas se han hecho

Trent Reznor and Atticus Ross — In Motion (YouTube)

Hoy precisamente he tenido oportunidad de dar una primera escucha a la banda sonora completa de Daft Punk para Tron: Legacy, y mis primeras sensaciones tienden a la ligera decepción. Me salgo un poco del tema porque es una situación que me viene como anillo al dedo: los franceses se han visto obligados a presentar un trabajo bastante genérico, demasiado apoyado en fórmulas tradicionales para este tipo de composiciones y donde queda muy poco espacio para su propia personalidad. Vamos, que salvo un par de temas puntuales, es una banda sonora bastante genérica que podría haber firmado cualquier compositor con algo de talento.

El caso de The Social Network es completamente diferente, pues aquí Reznor y Ross han dispuesto de esa libertad creativa que se le negó a Daft Punk, y gracias a ello han conseguido elaborar un trabajo que se aleja completamente de los tópicos y esquemas habituales del género de las bandas sonoras originales. La situación se puede hacer un tanto extraña si nos detenemos en la música durante el visionado de la cinta, pero en conjunto todo encaja a la perfección con cada escena, incluso cuando dicen de electrificar a Edvard Grieg y su icónica ‘In the Hall of the Mountain King’.

7/10

Estamos pues ante una apuesta bastante arriesgada por parte de sus autores, pero por suerte para nosotros la mano les ha salido ganadora, y las composiciones responden a la perfección tanto dentro como fuera de su marco. Al igual que ocurría con Ghosts I-IV, puede ser un disco algo agotador si nos disponemos a escucharlo con toda nuestra atención, pues su falsa homogeneidad (puede parecer que está todo el rato en el mismo tono, pero en realidad va cambiando constantemente, de forma imperceptible) y su latente densidad invitan más a tenerlo como acompañamiento de fondo mientras hacemos otras cosas. Pero no penséis que eso lo hace menos interesante, pues no todos los álbumes que pretenden resultar atmosféricos consiguen crear ambientes tan palpables y vistosos como sin duda lo hace éste.

En Hipersónica | Trent Reznor regala un EP con adelantos de la banda sonora de The Social Network >>> Trent Reznor y Atticus Ros trabajan en la banda sonora de ‘The Social Network’