Tres mujeres han acusado a Mark Kozelek, de Sun Kil Moon y Red House Painters, de conducta sexual inapropiada en una pieza de investigación de Pitchfork. Cada una de ellas marca diferentes tipos de agresión y manipulación sexual.

La primera es Sarah Catherine Golden, una especialista en salud mental que conoció a Kozelek en un vuelo a Portugal desde España. Fue a verlo actuar esa noche y quedó con él después del concierto, cuando estuvieron hablando. Juntos fueron al hotel del músico, donde Golden afirma que Kozelek le pidió que se quedara a pasar la noche después de decirle que la ayudaría a conseguir un taxi de regreso a su Airbnb. También asegura que, después de haberlo rechazado, Kozelek se masturbó frente a ella, la tocó, trató de besarla y la obligó a tocar su pene:

“Comenzó a besarme y, mientras, estaba desnudo, empalmado y masturbándose. «

Golden no denunció el incidente a la policía portuguesa, pero sí envió un mensaje de texto a dos amigas esa noche con la historia, amigas que han confirmado el relato a Pitchfork. Golden también afirma que Kozelek parece basarse en ella en ‘Soap For Joyful Hands’, una canción del álbum de Sun Kil Moon This Is My Dinner (2018). En esa canción, Kozelek canta sobre una conversación con una mujer que había conocido en la misma ciudad portuguesa, aunque en la canción los dos se separan antes de ir al hotel.

After the show last night in Espinho I met a woman who asked
“Mark, besides music, what are your other passions?”
I said, “I’m fifty years old, baby, I find laying on the couch very relaxing
And I also enjoy reading books with my new reading glasses
And I enjoy being 50, and not suffering from pancreatic cancer
And I enjoyed waking up after being anesthetized from a colonoscopy and finding out I didn’t have colon cancer
You want to know what my other passions besides living my dream of playing my music?
Those are your answers”
She said, “I just mean other passions, you know, things besides playing music, dude”
I said, “If I put any effort into other passions
I’d not be here standing in Portugal, talking to you»
I said, “Do you get what I’m saying?
If I had any other passions like dairy farming or freeing animals from the zoo
I’d not be standing here right now in Espinho, Portugal talking to you”
She said, “I’m not sure if you know what I mean
When I ask you if you have other hobbies or passions”
I said, “Look, there are three things I do
I play music and eat and I watch boxing matches
To do what I do for a living, baby, other passions would be called distraction
Having other passions would make me one of those hobbyist musicians who takes twenty years to make four lousy albums”

Hoteles y relaciones no consensuadas

Pitchfork también cita a una mujer, también música, que prefiere no ser identificada y que afirma que Mark Kozelek la invitó a ella y a otra compañera a su habitación de hotel después de un festival en 2014. La mujer dice que Kozelek les hizo comentarios inapropiados a ambos, comentarios similares a los que Golden describe en su relato.

Una tercera mujer, que también pidió no ser identificada, afirma que Kozelek se desnudo frente a ella en una habitación de hotel de Raleigh, Carolina del Norte en 2014. Cuenta también que él inició relaciones sexuales con ella. Al día siguiente, en un mensaje a un amigo, la mujer describe que esa relación sexual «no fue realmente consensuada”. Hablando sobre el incidente ahora, la denunciante dice que Kozelek «prácticamente se abalanzó sobre mí» y que «realmente tenía miedo de decir que no». En ese momento, la chica tenía 19 años y Kozelek 47. Dice que Kozelek se llamaba a sí mismo «papá» mientras le preguntaba por su edad.

Según relata, ella y Kozelek tuvieron relaciones sexuales un par de veces más después de eso y que tuvieron una relación a larga distancia durante unos meses. También dice que Kozelek se negó a usar condones. Algunos de esos encuentros sexuales fueron consensuados pero otros involucraron presión:

“Siento que, en nuestra relación sexual, cada encuentro fue él tratando de encontrar otra cosa que pudiera hacer, y no de una manera en la que pide consentimiento o permiso. «

En la pieza de Pitchfork, la publicación asegura que ha tratado de contactar con Kozelek o sus agentes al respecto durante meses, sin respuesta alguna.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments