Poniendo frente a frente subgéneros como el death metal y el black metal parece bastante claro que es el segundo el que goza de mejor salud en los últimos años en lo que respecta impacto y a desarrollo mediante la unión con otros estilos. Muchas bandas underground tienen buena culpa de ello, siendo los californianos Ash Borer un buen ejemplo gracias a un estilo reconocible, expansivo y abrumador. Sus músicos muestran una gran creatividad a la hora de construir estructuras densas, oscuras y extremas, y también han ido dejando su muesca en varios proyectos en los que han formado parte.

Hoy nos toca hablar de uno de los proyectos más recientes que involucra a gente de Ash Borer, en concreto a dos personas, Ad Infinitum y Cedentibus. El primero a cargo de la batería y el segundo responsable de las guitarras y las voces conforman Triumvir Foul, banda con no demasiadas similitudes a la banda más reconocible y laureada de este par de músicos. El black metal brilla por su ausencia, porque lo que prima en este grupo es un death metal muy old school, casi primitivo, con semejanzas a bandas primarias y también varias que, sin llegar a ser puramente death metal como son Slayer, lograron abrir bastante camino para que este subgénero surgiera.

Triumvir Foul, reivindicando la vieja escuela

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2698811539/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=de270f/tracklist=false/artwork=small/track=664752544/transparent=true/

La primera referencia con la que contamos de este grupo y que hoy nos ocupa es An Oath of Blood and Fire (Godz ov War, 2015), una demo de cuatro temas, uno de ellos una versión del ‘Embalmed’ de Autopsy, donde el grupo se ciñe mucho a sus referencias y a su sonido old school pero del que sacan un estupendo provecho con una ejecución mortífera y un saber hacer en la composición por el que muchas bandas de su palo matarían.

El grupo se ciñe mucho a sus referencias y a su sonido old school del que sacan un estupendo provecho con una ejecución mortífera

Claramente el gran debe de esta demo está en ese sonido tan maquetero, que puede suponer una importante barrera para terminar de engancharse a estos trallazos aniquiladores de Triumvir Foul. No obstante, la calidad de estos consigue hacerse notoria a pesar de las limitaciones y el buen amante de esta clase de metal extremo encontrará un plato de buen gusto con el que zurrir bien los oídos a base de riffs acelerados y baterías atronadoras.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=2698811539/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=de270f/tracklist=false/artwork=small/track=2329310058/transparent=true/

7.6/10

Sin llegar a la maestría de la otra banda citada y con un sonido claramente mejorable, es justo reconocer el buen trabajo realizado por Triumvir Foul en sus tres temas, cada uno mejor que el anterior, y en lo bien interpretada que está la versión de Autopsy. No me cabe duda de que los menos de veinte minutos que dura An Oath of Blood and Fire son de bastante calidad y desprenden mucha fuerza, suficiente para ir volviendo a ellos de vez en cuando cada vez que el cuerpo pide tralla añeja.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments