Quiero hablar de ese momento, tras la escucha (casi siempre sucede durante) de un nuevo disco por primera vez, en el que toca posicionarse. Hacer balance y decantarse por uno de los dos lados de la maldita balanza.

Normalmente sucede que no hace falta pensarlo e instintivamente y dejándome llevar por los sentimientos acabo, sin darme cuenta, en uno de los extremos y el disco ha superado o no la prueba. Con Astrud nunca es así.

Porque ellos juegan conscientemente a estar en la frontera, nos intentan confundir, rozando el surrealismo y haciendo desaparecer el sentido al rídiculo y uno, tras una primera escucha siempre termina dudando si lo que acaba de oír es una genialidad o una tomadura de pelo.

Después viene la segunda vez, la tercera… y la cosa va cambiando, las letras de sus canciones te van enganchando e inevitablemente aparecen esas frases que se almacenan ya en tu memoria para siempre y ya estas cantándolas cuando menos te lo esperas.

Manolo y Genís lo han vuelto a conseguir en Tú no existes. Un disco que recuerda a sus inicios en esto de la música y donde, una vez más, son sus cotidianas y cercanas letras su mayor acierto. Unas letras que hacen sentirte cotilla, como cuando vas en el metro y pones la oreja para escuchar la conversación de los de al lado.

Comienzan temerosos con El miedo que tengo con estribillo pegadizo, para dar paso a lo que es, sin duda, el mejor tema del álbum El Vertedero de Sao Paulo donde podemos encontrar absolutamente de todo, como en el interior de este disco. Genial. Ya me he posicionado.

En Minusvalía nos relatan una tormentosa relación y el problema de la incomunicación, “Y me dio más pena el último episodio de ‘Friends’ que lo nuestro”. Despues vendrán Los Otakus, que siempre están ahí para ayudarnos, descubrimos que los reyes Son los padres, momento dramático ese niño mirando a los ojos de la madre antes de abrir sus regalos, seremos testigos de una Paliza cantada, donde nos dolerá cada golpe y conoceremos un Noam Chomsky enamorado que lo único que quiere es que le añadas en el messenger.

Astrud existen y se agradece. El panorama musical sería mucho más aburrido sin ellos. Siguen haciendo lo que les da la gana, creando ese universo tan particular y muchos seguiréis criticándoles porque vosotros, no existís.

Sitio oficial | Astrud

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments