Anuncios

Twerps — Range Anxiety

Writing songs with your fiancée in your band, like it would be stupid to think there wasn’t something between us when we play, something you can’t put intowords. Jules only asked me the other day why it had been so long since I had written something, but it’s hard to keep writing songs about yourself, if you keep doing it, you’re just digging further and further into your own privacy. I think now thatonce a song is an idea, I will consciously try to hide the meaning of it a bit, obscure it so that some of it stays with me.

Hablamos con frecuencia por aquí de cómo nos maravillan los grupos capaces de arrancarnos una sonrisa con cuatro acordes. De pintar la alegría en dos minutos y medio. De todo ello hay mucho en cualquier grupo que se acerca al Jangle Pop y lo hace todo bien. Sin embargo, hay cierta melancolía y tristeza soterrada en casi cualquier banda Pop que se precie como aparente es su leve e inocente futilidad. “Estoy deprimido porque escucho música pop o escucho música pop porque estoy deprimido”. Gran parte de esa depresión surge de la ansiedad, origen remoto de la ira, ira que tiende a llevar, en lo sonoro, a la velocidad destructiva. Interpretación no siempre acertada: en el caso de Twerps, la ansiedad siempre ha llevado a canciones tan tristes como ‘Who Are You’. A discos como Range Anxiety (Merge, 2015).

Range Anxiety: los peligros de exponerse

Como explica Marty Frawley en el fragmento citado más arriba, extraído de esta entrevista, a veces componer una canción sobre la propia vida y obra de uno mismo es la tarea más complicada del mundo. Hay quien ha edificado carreras musicales larguísimas en torno a sus mimbres emocionales, pero es un ejercicio que tarde o temprano redunda en la vulnerabilidad. Exponerse es peligroso: quizá por eso Frawley, vocalista y compositor principal de Twerps, ha tardado tanto en dar continuidad a Twerps (Chapter, 2011). La vida es triste y la expresión artística tiende a estar influida por acontecimientos tristes. Por ahí se ahogan todas las melodías brillantes, todas las guitarras upbeat de Twerps. Todas sus canciones tienen varias lecturas, y la última de todas siempre termina resultando descorazonadora.

Twerps atraviesan varios estadios emocionales, y nosotros con ellos, a lo largo de Range Anxiety, título no casual y fruto de las ansiedades varias de sus integrantes

Twerps atraviesan varios estadios emocionales, y nosotros con ellos, a lo largo de Range Anxiety, título no casual y fruto de las ansiedades varias de sus integrantes: desde la exposición personal descrita por Frawley hasta afrontar el juicio no siempre crítico de público y medios de comunicación, preocupación expresada por Julia McFarlane, guitarra y vocalista de Twerps y pareja de Frawley. Es poderosa la angustia, la tensión contenida, que Twerps vuelcan en Range Anxiety. Tanto que la primera canción apenas se puede definir como tal y la segunda se alarga perezosamente hasta los cinco minutos y medio. ‘I Don’t Mind’ podría hablar de una relación, del robo de un banco o, en última instancia, de uno mismo, virtud siempre perenne en toda gran canción pop. ‘I Don’t Mind’ lo es, desplegada alrededor de un crescendo evocador y un ritmo orgánico que a mí me ha recordado a los mejores Yo La Tengo, los más importantes.

Dado que sus canciones surgen de la emoción, y no de la mera impostura artística, es normal que los propios miembros de Twerps renieguen de cualquier etiqueta, así como lo es que el mensaje primario de cada canción corra el riesgo de ser maleado y pervertido por el oyente. Sucede en todos los grupos que importan: Twerps siempre serán lo que yo quiera en mi imaginación, aunque eso no sea exactamente lo que ellos hayan deseado para mí o para cualquier otro. Por eso canciones como ‘Shoulders’ o ‘New Moves’ son tan valiosas y no dependen tanto de sus referentes musicales. Muy claros, por lo demás: al igual que UV Race, Boomgates o Dick Diver, con quienes comparten amistad, miembros y escenarios, Twerps acuden a Flying Nun, The Go-Betweens y demás nombres conocidos por todos.

Felicidad, por el camino menos directo

En su caso brilla como ningún otro el halo de The Bats, lo que quizá esté relacionado con el espíritu triste y atmosférico de muchas de sus canciones. Frawley reconoce que sus limitaciones técnicas tienden a verse suplidas por un leve abuso del reverb, lo que les dirige por defecto, y en sintonía con el espíritu de sus letras, hacia terrenos menos directos. Al contrario que Boomgates, y mucho más cerca de Dick Diver, Twerps saben que la mejor canción pop es la que no tiene estribillo alguno. ¿Una prueba? ‘Simple Feelings’. Por fortuna, Range Anxiety es un disco que no tiende a enredarse en sus propias divagaciones y sabe ser directo con efectiva frecuencia. Para el recuerdo la que ya es una de las canciones más felices del año, ‘Back to You’, donde el órgano de juguete dota a la canción de un dinamismo y una originalidad de la que harían muy bien en fijarse Real Estate, prueba viviente de cómo todo en esta vida siempre puede ir a peor — recordemos con dolor la decepción que supuso Atlas (Domino, 2014) — .

Siendo cierto que Twerps es un grupo menos alegre que el resto de bandas de su generación, a ratos resulta inevitable no rendirse a la evidencia sencilla y confortable de Range Anxiety. Mejor producido que su predecesor — y con una promoción mucho mayor gracias al fichaje por Merge — , Range Anxiety es un viaje pausado y contemplativo sobre todo lo que uno quiera. Ni siquiera logran Twerps que el conjunto del trabajo decaiga pese a su notoria longitud — trece cortes — , ya que las canciones de relleno, las inevitables en un grupo que ni es ni será perfecto, jamás se dejan llevar por el camino de la autocomplacencia. Véase ‘Stranger’ o la calma a orillas del mar de ‘Adrenaline’. Guitarras que se entrelazan hasta el horizonte, donde se pierden para siempre. Por fortuna, Twerps las hacen renacer a cada minuto.

8/10

Es esta virtud para resultar sorprendentes y básicos al mismo tiempo la que comparten con sus compañeros Dick Diver y Boomgates, además de con otros grupos como Veronica Falls, Radiator Hospital o Ginnels. Sí: esperábamos mucho de Twerps y sí, han colmado todas nuestras expectativas. Sinceramente, pocas cosas mejores se pueden decir de un grupo a día de hoy. Quizá una más: ‘Empty Road’ es la historia de Frawley persiguiendo a Dan Tracey en la sombra, como un enfermo admirador. Television Personalities es también una de sus influencias capitales, ya sea a modo espiritual o sonoro. Y por todo ello y mucho más, pero especialmente por lo feliz que soy en sus canciones, no cometeré con Range Anxiety el mismo error que cometí con otros discos. He aquí mi agradecido notable alto.

Anuncios