Un jurado encuentra culpable a Katy Perry de plagiar a un rap cristiano

Cinco años después de interponerse la demanda, un tribunal de Los Ángeles ha concluido que Katy Perry cometió plagio de una canción de rap cristiano. Como lo oís.

La canción de Perry en cuestión es ‘Dark Horse‘, de su álbum Prism de 2013, y el rapero Marcus Gray (también conocido como Flame) argumentó que los arreglos musicales del tema eran demasiado similares a los de su canción ‘Joyful Noise‘.

La demanda resulta más disparate más allá del hecho de que exista un rapero cristiano, como explica aquí el compositor y técnico de sonido José Bautista:

La defensa de Perry y su equipo iba por ahí. Básicamente el rapero reclamaba derechos de un ritmo y estructura bastante básico y común en la música pop que emplean muchos compositores. El precedente presentado puede ser perjudicial a largo plazo para la producción y composición de ahora en adelante.

Anuncios