Son horas tristes desde que ayer conocimos la muerte de Neil Peart, batería de Rush. Y no son pocos los músicos que han querido sumarse a las condolencias masivas y, sobre todo, a recordar a un músico querido y respetado como pocos, quizás por su carácter, además de por toda la historia personal que tuvo que vivir (recordemos que Peart perdió en el mismo año a su hija en un accidente de tráfico y a su mujer por un cáncer).

Uno de los que más claro han dejado la brutal influencia de Peart y su forma de tocar sobre su carrera ha sido Dave Grohl:

«Hoy, el mundo ha perdido a un verdadero gigante en la historia del rock & roll. Una inspiración para millones con un sonido inconfundible que impulso a generaciones de músicos (como yo) a coger dos palos y perseguir un sueño. Un hombre amable, atento y brillante que gobernó nuestras radios y tocadiscos no solo con su batería, sino también con sus hermosas palabras.

Todavía recuerdo vívidamente mi primera escucha de «2112» cuando era joven. Era la primera vez que realmente me paraba a escuchar a un baterista. Y, desde ese día, la música nunca ha sido la misma para mí. Su poder, precisión y composición fueron incomparables. Le llamábamos «El Profesor» por una razón: todos aprendimos de él.

Gracias, Neil, por hacer de nuestras vidas un lugar mejor con tu música. Serás siempre recordado y te echaremos profundamente de menos. Mi más sentido pésame a la familia Rush.

Dios bendiga a Neil Peart.»

Según Taylor Hawkins, a la batería en Foo Fighters, Peart «tenía las manos de Dios. Punto».

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments