El sábado Vetusta Morla anunciaron que el 23 de mayo de 2015 darán el salto a los grandes recintos (pero grandes de verdad) con un concierto en el Palacio de los Deportes de Madrid después de haber llenado cinco Rivieras (se dice pronto) en este 2014 y haberse pateado todos los festivales y escenarios habidos y por haber, tanto en España como en disintas partes de Europa y Sudamérica. Y eso, que puede ser una noticia de interés para sus fans y un motivo para seguir haciendo scroll down para el resto, es relevante porque nos da una idea de que ahora mismo, por primera vez en mucho tiempo, hay una Gran Banda en España (que además canta en castellano, lo cual no sé si es un dato relevante o una condición indispensable para llegar a ese nivel). Me da exactamente igual lo que opinéis de ellos y me da exactamente igual lo que yo mismo opine: en este momento hay un grupo en España que vende discos, llena recintos, disfruta del éxito popular, tiene una sólida base de fans de distintas edades y cuenta con el beneplácito de parte de la crítica y un cierto respeto de muchos de quienes no son especialmente fans. Y eso es noticia. No sé a vosotros, pero para encontrar un ejemplo similar yo me tengo que ir a… Héroes del Silencio. Y ha llovido un poco.

Los Piratas intentaron la misma jugada pero su repercusión nunca fue comparable, Amaral pareció que podían llegar ahí pero tocaron techo antes y El Canto del Loco llenaron y vendieron todo lo llenable y vendible en medio del rechazo y el desprecio de la crítica y de casi todo aquel que no fuera exactamente su target. Poca cosa más se me ocurre en este momento. Vetusta Morla, sin embargo, han conseguido aunarlo todo y ahí están: sonando en Los 40 Principales y en Radio 3, convocando a sus conciertos a treintañeros que se lo toman con tranquilidad y a chavalada que copa las primeras filas coreando hasta la última letra, recibiendo elogios de parte de la prensa y cuando menos gestos de respeto condescendiente de otra parte. Y produciendo, vendiendo, haciendo dinero en un contexto que no podía ser más adverso y (por si fuera poco) desde la autoedición y sin una multi detrás.

Vetusta Morla, eso sí, todavía no salen en el especial de Nochevieja de La 1 ni en el programa de María Teresa Campos

Tengo la sensación (porque en el fondo de eso se trata, de sensaciones) de que, eso sí, quizá les falte todavía un puntito extra de popularidad fuera de su zona natural. Cuando sacaron el primer adelanto de su nuevo disco, comenté por aquí que me interesaba saber hasta dónde llegarían estos tipos con La deriva, si ya habían alcanzado el máximo y el objetivo era consolidarse o todavía podían extender sus tentáculos más allá. Creo que no, que han subido todavía un peldaño más en lo suyo (han dejado ligeramente por detrás a Love of Lesbian), pero todavía no han alcanzado un estatus de estrellas totales. Dicho de otra forma: creo que mi madre todavía no sabe quiénes son Vetusta Morla (bueno, tendría que comprobarlo) y ellos todavía no salen en el especial de Nochevieja de La 1 ni en el programa de María Teresa Campos (¿verdad?). Puede que eso nunca ocurra, que ellos tampoco tengan el menor interés (tienen un toque sobrio, de conciertos sin confetti ni uoooohs, que indica que eso no les interesa especialmente), pero supongo que entendéis lo que quiero decir.

¿Y hay que sacar alguna conclusión de esto? Ninguna, claro: el éxito es siempre tan circunstancial como sus motivos, pero en todo caso es curioso y es digno de mención, especialmente a día de hoy donde el concepto Gran Banda está tan obsoleto (mirad si no a The Killers, que apenas consiguen aferrarse a ese estatus a base de bandazos y con grandes dificultades). Gusten más o menos, está claro que han conseguido lo que muchos persiguen. Bien por ellos.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments