Vetusta Morla posiblemente sean el grupo nacional maindiestream que más gente mueva a sus conciertos (o en un hipotético top 3 junto con Love of Lesbian y Lori Meyers), y tras haber vendido 45.000 copias de su debut autoeditado, me gustaría saber cuántos de vosotros estaréis esperando expectantes por este Mapas, y cuántos con el cuchillo entre los dientes, con ganas de entrar al trapo y esperar que se metan una buena hostia con este disco o, al menos, disfrutar mientras fans y detractores se tiran de los pelos. Siento decepcionaros, pero me voy a mantener entre vosotros de árbitro.

La empresa de intentar mantener o superar el listón de su debut es harto complicada. Independientemente de la repercusión comercial del álbum, Un día en el mundo, contenía al menos dos canciones sobresalientes: ‘Al respirar‘, y el hit generacional en el que se ha convertido ‘Copenhague‘. Lo malo es que ninguna de las canciones de este álbum alcanza esa categoría (quizá la inicial ‘Los días raros‘ se acerque al sobresaliente), pero mantiene un nivel medio similar al de por entonces.

Al igual que entonces, las referencias siguen siendo claras: los Radiohead de The Bends y pre- Ok Computer (mi favorita del grupo), Starsailor, y Coldplay, y, a nivel nacional, Piratas y especialmente Maga. ¿Hay algún avance estilístico, pues, en este álbum? Sí, pero se centra en una producción más barroca, elaborada y compleja, que aunque resta en las primeras escuchas cierta inmediatez, nos deja fragmentos brillantes (la ya mencionada y evocadora ‘Los días raros‘) y estructuras más robustas (’Boca en la tierra‘, ‘El hombre del saco‘ o la casi bailable ‘Mapas‘) destacables.

https://www.youtube.com/embed/oatYdB-SR_s

Obviamente hay peros, que ya se apuntaban en su debut y que en esta ocasión se les ha ido de las manos. La voz de Pucho, a la par que personal, acaba por resultar excesivamente forzada en algunas canciones (’Baldosas amarillas‘, ‘En el río‘, y en otros coros a lo largo del álbum), al igual que muchas letras, pretenciosas y dramáticas, excesivamente grandilocuentes, que los alejan del hábitat donde más brillan: las canciones más desnudas, íntimas o acústicas, cuando más contenidos se muestran.

Sin embargo, es un disco disfrutable. Demasiado correcto y continuista con el predecesor (resulta un disco previsible) pero digno sucesor, con al menos 6 buenos momentos (’Los días raros’, ‘Boca en la tierra’, ‘El hombre del saco’, ‘Maldita dulzura’, ‘Mapas‘ y ‘Cenas ajenas‘) para conservar su privilegiada situación en el panorama nacional. Y si los fans del grupo (muchos de ellos adolescentes), acaban por profundizar en sus referencias, será una buena noticia su éxito. Y ojalá ocupen este verano las plazas de los ayuntamientos que hasta ahora ocupaban El Canto del Loco, Pereza o similares: seguiremos caminando en la dirección correcta.

Escúchalo en su sitio oficial | Vetusta Morla

Más en Hipersónica | Vetusta Morla — Un día en el mundo

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments