Anuncios

Vita Imana en Murcia (23–11–2013): pura adrenalina

“Vita Imana — Murcia” src=”http://img.hipersonica.com/2013/11/Vita-Imana-Murcia.jpg" class=”centro” />

No corren grandes tiempos en nuestro país en el ámbito económico. Son muchas las dificultades y penurias que pasan muchos de los sectores, desde el cultural en general, hasta el musical en particular. Basta con hablar con cualquier banda del circuito underground para ver por todo lo que han de pasar solo por sacar adelante ese proyecto en el que residen muchas de sus ilusiones y esperanzas. Lo mejor que podemos hacer nosotros como público es apoyarlos en la medida en que nos sea posible, desde adquirir discos o incluso ir a sus conciertos.

Vita Imana no son ajenos a esa realidad y han tenido que echar mucha sangre, sudor y lágrimas para llegar hasta su momento actual. Un esfuerzo que se ha visto recompensado en la buena acogida que tienen en sus conciertos, y el de Murcia no fue una excepción. Se reunió un buen cúmulo de gente para ver el final de la gira de presentación del notable Uluh, a lo que el grupo respondió con la mejor versión de sí mismos.

Son en conciertos como este donde da igual la precisión con la que toquen sus músicos o como le dan otra dimensión a sus piezas. Lo que verdaderamente importa en grupos como Vita Imana es la energía y fuerza que transmiten mientras tocan, y en este caso se puede decir que mucha. Ver a este sexteto en directo es como un chute de adrenalina que hace que sea imposible mantenerse impasible.

Poco importa si de repente uno de los altavoces comienza a fallar ante tal despliegue de decibelios, ya que la actitud con la que esta banda toca sus canciones se impone a cualquier fallo técnico o de sonido. Es imposible no sentir un impulso en tu interior que te lleve a gritar sus letras hasta llegar a la afonía, a sacudir de manera violenta tus cervicales o unirte a los múltiples moshpit cuando suenan piezas como ‘Animal’, ‘Un Nuevo Sol’ o ‘Crudo Invierno’.

El grupo cuidó cada una de las facetas de sus espectáculo. Desde la misma interpretación, destacando el trabajo de sus apabullantes guitarras y el atronador combo de batería y percusión, hasta la propia comunicación con la audiencia, destacando el trabajo del frontman Javier Cardoso en ambos aspectos. El cantante realizó una labor vocal espectacular y no se cortó en ningún momento a la hora de conectar con su público.

Sobran las palabras a la hora de describir un concierto brutal, rabioso y extraordinario. Uno de esos directos imprescindibles de los que puedes disfrutar dentro de nuestras fronteras, casi a la altura de otros grandes como Angelus Apatrida. Dentro de un año o quizá un poco más estarán de vuelta por mis tierras, presentando su próximo álbum Oceanidae, y desde aquí prometo poner todo cuanto esté en mi mano por repetir con esta espectacular banda.

Más en Hipersónica | Oceanidae será lo nuevo de Vita Imana y llegará en marzo del año que viene

Anuncios