Anuncios

Vita Imana — Oceanidae

Desgraciadamente, el caso de Vita Imana parece el típico caso del grupo que nunca terminarías escuchando si te dejas llevar por completo por tus prejuicios. Cuando te los presentan como un grupo que ya se está haciendo un nombre fuera del circuito underground, que ya hasta sale a Europa para tocar (y ahora también van a saltar el charco para tocar en México), y que apuntan para ser unos nuevos Hamlet dentro de nuestras fronteras, más de uno ya se pone a la defensiva pensando que no encontrará nada especial dentro de su propuesta.

No seré yo el que tire la primera piedra y me declare en contra de los prejuicios. Yo también los he empleado para ahorrarme escuchas que consideraba que no me iban a entusiasmar (no hablo de este grupo en concreto, sino de cientos de casos en los que me ha pasado). Sin embargo, cuánta satisfacción produce encontrarte ejemplos que son capaces saltar esa metafórica valla para sacudirte un tortazo por tu error. Aunque yo ya me convencí con el potente Uluh, el tercer largo de Vita Imana debería ser el disco perfecto para que muchos tiraran abajo los prejuicios que puedan tener contra ellos.

Vita Imana, un increíble salto en ejecución y composición

Con sus dos primeros discos presentaron unas aceptables credenciales, en especial con Uluh, el segundo, donde veíamos a una banda desenvolviéndose en un Groove Metal potente y rotundo, con algunos toques tribales en la percusión que los acercaban más a gente como Sepultura. En cierto modo, muchos podrían acusarles de no aportar nada nuevo, pero Vita Imana tenían suficiente energía y buen hacer para que sus discos merecieran la pena de ser escuchados.

No obstante, lo que nos presentan en Oceanidae está a un nivel completamente distinto de sus anteriores referencias, tanto en el aspecto compositivo como en la ejecución. Estamos ante un disco con un sonido algo más oscuro, pero también mucho más cuidado, técnico y sólido. Podríamos decir que hasta un poco más maduro. Por hablar de referencias, parece que se hayan empapado un poco de la técnica de Gojira (aunque la influencia de los franceses siempre estuvo ahí, aquí se nota más que nunca) pero sobre todo la ferocidad y ambición de los últimos Machine Head.

Brillantes temas largos y ejercicios feroces

Dónde más se nota el crecimiento de Vita Imana en este disco es en las melodías, mucho más presentes y tocadas con una naturalidad increíble. Muchos grupos de Metal fuerzan metiendo esta clase de melodías para dar sensación de madurez y crecimiento, pero en Oceanidae se notan frescas y nada forzadas. El inicio acústico en ‘Depredador de luz’ pone la piel de gallina hasta que llega una explosión instrumental que te deja apabullado.

Aquí escuchamos composiciones muy bestias, con mucha energía y tocadas de manera magnífica, como en el caso de la sacudida de ‘Equilibrio’, la salvajada de ‘Manos de sangre’ o la agónica ‘Oxígeno’. Pero también encontramos exquisita factura, muy palpable en los dos temas largos, ‘Oceanidae’ y ‘Mar de cristales’, probablemente los mejores del conjunto por ejecución y por riqueza compositiva. Este último en concreto, junto con la brutal ‘Manos de sangre’ y la “gojiresca” ‘Ablepsia’, firman un tridente magnífico en un disco con muy pocas fisuras, y tocado de manera espléndida, pero sin renunciar a la brutalidad.

7,85

Vita Imana — Oceanidae

Vita Imana responden favorablemente a los que tenían puestas esperanzas en ellos y firman un álbum más completo, más profundo, más fiero y también más maduro. Unas composiciones tratadas con mucho mimo en la producción y tocadas con muy buena mano, en especial los temas más desarrollados o largos. Oceanidae es la prueba de que los madrileños no son unos cualquiera en nuestro Metal nacional.

* 01. Depredador de luz
* 02. Equilibrio
* 03. Ablepsia
* 04. Mar de cristales
* 05. Manos de sangre
* 06. Seis almas
* 07. Hydros
* 08. Oxígeno
* 09. Oceanidae

Lo mejor

  • El salto que han dado en la ejecución y en la composición
  • Los temas más largos, tocados de manera sublime y bien desarrollados
  • Salvajadas como ‘Manos de sangre’ u ‘Oxígeno’
  • Que estas canciones en directo lo pueden petar considerablemente

Lo peor

  • Que creo que aún tienen margen de mejora
  • La portada, en comparación con la de Uluh, deja un poquito que desear
  • Que tus prejuicios aun te impidan acercarte a este disco
  • La cover de ‘Spin The Black Circle’ (aunque no esté incluida)

Vita Imana en Hipersónica

Anuncios