Desgarradora, asfixiante, emotiva. Así es una de las canciones más versionadas de la historia. Con origen indefinido, alegoría de la soledad del inmigrante ante la inmensidad de los Apalaches, una historia de despedidas y deseados reencuentros que lleva presente en la música popular estadounidense desde hace más de siglo y medio. ‘Wayfaring Stranger’, o ‘The Poor Wayfaring Stranger’, es la prueba de fuego, la canción que todo artista que quiera ser alguien dentro del Folk norteamericano debe haber cantado, al menos, una vez en su vida.

Evoca sensaciones que para el español de a pie recuerdan al himno de Juanito Valderrama. Alejada en su origen geográfico, en la aflicción pues no es lo mismo emigrar huyendo del hambre que hacerlo también por miedo al régimen del terror. La familia, la dureza del campo, la soledad del viajero sin destino aparente, conceptos sin lugar en el tiempo ni en el espacio, que tocan el alma de gente a este y al otro lado del Atlántico. Puesta de moda y convertida en anacronismo ya un millón de veces, ‘Wayfaring Stranger’ es algo así como los pantalones de pitillo, siempre acaba volviendo.

Un hogar que no es el tuyo

Y claro, el himno no es nada sin la garganta de los que lo han entonado. Cientos, miles desde que fue adoptada por el mundo del Country o el Folk casi como buque insignia, la canción que ejemplifica sentimientos, sensaciones y lugares, la canción que pone a prueba de qué madera está hecho el artista en cuestión. Un guitarrista no es nadie hasta que no toca ‘Entre dos aguas’, un country man no lo es si no logra emocionarnos con el grito de soledad desconsolado que los emigrantes británicos lanzaban en la búsqueda de un hogar que no era el suyo, en un viaje sin retorno y sin la garantía de encontrar un lugar mejor.

Sin embargo, la universalidad del mensaje ha permitido que ‘Wayfaring Stranger’ sea de todos, independientemente del lugar y del momento. Desde que Burl Ives y Peter Seeger (en paz descanses, maestro) la rescataron a mediados de siglo pasado, la canción ha pasado de mano en mano y mutado cientos de veces, adaptándose a realidades divergentes como se adaptaron aquellos que la entonaron por primera vez. En su viaje temporal, la transformación y los matices añadidos han seguido aumentando su leyenda, convirtiéndose en himno universal de la mano de interpretaciones que la han llevado hacia el sonido andalusí o el Folk escandinavo.

Universal y dispar

Por supuesto, la firma de artistas de la talla como Johnny Cash, Tim Buckley o Joan Báez han engrandecido la leyenda, pero son los peculiares acercamientos de gente como In Vain, Spearhead o Al-Andalus Ensemble los que han consolidado a ‘Wayfaring Stranger’ como una de las canciones más importantes de la historia de la música, sin autor conocido, pero universal en la voz de artistas de tan dispar planteamiento.

Aquí una pequeña lista con las interpretaciones más importantes.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments