De verdad, pido disculpas una y mil veces por adelantado, por este video tan cutre y chustero. Pero estoy seguro de que todos, o casi todos, perdonareis la osadía de poner a la odiosa rana en un post de Noctamina, porque, no me negareis que la ocasión lo merece.

Hoy no es día para trance holandés, hoy nos merecemos un We Are The Champions como la copa de un pino, y la única versión en clave electrónica (si a esto le podemos llamar electrónica) que he encontrado ha sido la de Crazy Frog. Habrá que aguantarse.

Lo hemos sufrido, nos ha costado. Pero al final, ahí está: nuestros chicos de La Selección se traen la copa para casa. Así que, va por ellos, y va por nosotros, los que nos hemos comido las uñas hasta, casi, casi, el último minuto de la prórroga. Se ha sufrido, pero ha merecido la pena. ¿Quién nos iba a decir hace un mes que seríamos los campeones del mundo?

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments