Weird Dreams — Choreography: la maqueta era casi mejor

“Weird Dreams — Choreogrpahy” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/Weird Dreams — Choreogrpahy.jpg” class=”centro” />Y ahora, en uno de los lamaquetaeramejorismo más descarados y menos disimulados de toda la historia, os diré: la mejor canción que han hecho Weird Dreams es ‘The Stranger’, el último y recóndito corte no ya de su primer EP, sino de su primer single. Toma ya. Sí, era más lo-fi que nunca y sí, parecía sacado del garaje más cochambroso del este de Londres. Podéis llamarme hipster cuantas veces queráis, pero la realidad seguirá siendo la misma: nada de lo que la hacía tan fantástica y tan común (no es ningún problema) aparece ahora en Choreography, su primer larga duración. Entonces, ¿se han perdido Weird Dreams por el camino? Pues tampoco.

Choreography: espejos donde mirarse

La pirueta argumental de más arriba nos lleva a Choreography. Llevo varios días dándole vueltas y no sé exactamente qué decir de él. A veces opino que es plano y que pese a contar con una muy, muy buena canción (‘Little Girl’), el conjunto desluce, porque tiene un aire de quiero y no puedo francamente horrendo. A ratos no, a ratos Choreography cuenta con una tarjeta de bienvenida perfecta (‘Vague Hotel’) y tres o cuatro canciones más después por las que perder la cabeza al menos unas cuantas horas.

Y supongo que Weird Dreams me han llevado a este punto porque en sus canciones veo reflejadas a otras muchas que en su día me hicieron muy feliz pero que ahora han sido ultrajadas. Y no sé si a mejor. Cuando pienso en los rasgueos que abren el disco me acuerdo de R.E.M. y sus primeros discos pasados por la capacidad melódica de unos Beach Boys sin playa. Y claro, todo esto sería fantástico si ‘Hurt so Bad’ me llenara siempre y no sólo si me la encuentro a solas, sin otras canciones de Weird Dreams que consigan saturarme.

¿Por qué? ¿Por qué ‘Holding Nails’, que en realidad es una canción fantástica, puede llegar a convertirse en un pesado trámite? Supongo que tiene que ver con, digamos, Real Estate. No soy yo quien les está comparando: es ‘Suburban Coated Creatures’. Escuchando a Weird Dreams llegamos a los de Nueva Jersey lo queramos o no. Es inevitable. Tanto como pensar otra vez en R.E.M., o incluso, si nos ponemos, en Gang of Four, cuando el bajo sincopado de ‘Faceless’ hace acto de presencia.

Pinta una canción de cristal

El pese a todo fascinante aire cristalino que envuelve todas las creaciones de Weird Dreams les acerca, en una comparación probablemente mucho más acertada y justa, a unos Beach Fossils que han dejado de revivir el cadáver del post-punk para abrazar con entusiasmo el jangle pop. No sé, visto así, rebajando el nivel de exigencia, al final ‘666.66’ y su ritmo marcial no es tan mala idea. Podemos decir más o menos lo mismo de ‘River of the Damned’ y su psicodelia ligera, de noche veraniega.

Weird Dreams (Doran Edwards y Craig Bowers, el resto de la banda, como ellos mismos cuentan, va rotando), pintan canciones de cristal para un mundo tétrico. No en vano su referencia artística principal es David Lynch. Eso explican ellos, pero en realidad quieren decir Christopher Owens. No me miréis así, os lo he dicho antes: ‘Little Girl’. Puedo perdonar todo lo demás, incluso lo de Beach Fossils, cuando transmutan en Girls y recuperan el clasicismo pop con tanta elegancia, con tanto sentimiento. ‘Little Girl’ es la canción que deberían ser todas y cada una de las demás canciones de Choreography.

“6'80” src=”http://img.hipersonica.com/2012/05/6'80.jpg" class=”derecha” />Hasta el propio Edwards se parece físicamente a Owens: ese laconismo, ese aire introspectivo, ese misterio en la mirada. ¿Choreography? Después de escribir todo esto sigo sin saber qué pensar de él. Y creo que eso no es una noticia precisamente positiva para Weird Dreams. Pero sí sé que al cabo de un rato vuelvo a ‘Little Girl’, y me quedo en ella soñando con un futuro en el que Weird Dreams sean siempre así, tan perfectos, tan maravillosos. Bueno, con ella y con ‘The Stranger’. Está bien, por esta vez pase: la maqueta era casi mejor.

Sitio oficial | Tough Love Records