‘Killing in the Name’ es la canción más emblemática de Rage Against the Machine, y también el pilar sobre el que se construye esa obra fundamental que es el debut de RATM, el album en el que todas las canciones son la mejor del disco. Todo es tan simple y efectivo que parece fácilmente replicable, pero la Historia demuestra que no, que ni siquiera ellos han estado tantas veces a ese nivel.

Invitado en el último episodio de Rolling Stone Music Now, Tom Morello ha explicado cuál fue la verdadera inspiración detrás de una de las frases más míticas de la canción y cómo Maynard James Keenan de Tool ayudó a inspirar ese riff de guitarra distintivo.

Sobre el «Que te jodan, no haré lo que me digas», Morello se jacta de que «es una declaración universal» y es una de las «letras más brillantes» del cantante Zack de la Rocha.

«Y para mí, se relaciona con [el abolicionista] Frederick Douglass. Frederick Douglass dijo que el momento en que se liberó no fue el momento en que se liberó físicamente de sus ataduras. REALMENTE ESO OCURRIÓ CUANDO el AMO dijo: ‘Sí’. Y él dijo: ‘No.’ Y esa es la esencia de ‘FUCK YOU, I WON’T DO WHAT YOU TELL ME’. Y es por eso que es alentador escuchar A LA GENTE gritarLO CONTRA los matones de la Fed que están disparando gases lacrimógenos a los ciudadanos estadounidenses».

En cuanto a ese riff inmortal y la alucinante manera en la que se despliega toda la intesidad de la canción desde el inicio, Morello cuenta cómo le estaba dando clase de guitarra a un «muy avanzado músico local». Morello le estaba enseñando esa afinación, que había aprendido de Maynard James Keenan de Tool, ya que ambos músicos habían estado improvisando juntos cuando Rage Against the Machine aún eran una banda en sus primeros días. Keenan acababa de salir del grupo de punk Green Jellö y buscaba un nuevo grupo como cantante.

«estaba tocando el bajo en ese momento, un bajo de Ibanez de mierda. Y fue en plan ‘Cuando tocas la afinación drop-D (que le había enseñado KEENAN), simplemente parece pedirte diferentes patrones para tus dedos’. Y el primer patrón que toqué fue ese riff. me Dije «eh, espera un segundo», cogí mi pequeña grabadora Radio Shack y lo grabé «.

Antes de que de la Rocha escribiera la letra, ‘Killing in the Name’ era solamente una melodía instrumental que el grupo había usado para abrir el primer directo que dieron juntos. A partir de ahí, se hizo historia… una en la que tuvieron que sufrir no poder imprimir las letras en el disco y en la que Michael Goldstone, A&R del grupo («un genio», según el propio Morello), llegó a pedirles que eliminases ese momento en que la canción se paraba porque le quitaría punch como single:

«Creo que pensó: ‘será un hit, ¡siempre y cuando no tenga esa parte loca en la que simplemente se para del todo!’ Pero estábamos muy seguros de que tenía que quedarse en la canción, y creo que la historia lo ha confirmado «.

Vaya si lo ha hecho.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments