Cuando algo funciona no lo toques. Consejo válido para muchos ámbitos pero traicionero en el musical. Puedes estancarte, volverte plano, aburrir. Asomar efímeramente y creer que se tiene la fórmula es un craso error. Eso es precisamente lo que ocurre a Yelawolf en Love Story (Shady Records, Interscope Records, 2015). Lo que parecieron destellos en su anterior tabajo –Radioactive- han terminado siendo espejismos. El artista se recrea en exceso en su imagen de sensible y apenas propone diferencias entre los temas de este corte, que se trata de la gran mayoría.

A lo largo del LP es difícil escapar a la sensación de haber escuchado antes lo que en esos momentos tienes delante

A ello se le suma otro planteamiento mal desarrollado, la mezcla musical que sugiere. Bien es cierto que las canciones con tintes country o las que apuestan por el boom-bap son las de digestión más sencilla, pero no aquellas en las que introduce –o al menos eso pretende- melodías pop y ritmos empalagosos. Tampoco arregla nada con estribillos repetitivos y simples. Aunque más allá de todo esto, lo que realmente le hace daño es que su mezcla no logra cuajar. No funciona. El artista también intenta que le oyente tome algo de aire con cortes que se distancian, en cierta medida, de la idea global pero resulta un intento con pocos resultados. A lo largo del LP es difícil escapar a la sensación de haber escuchado antes lo que en esos momentos tienes delante.

Y eso que Love Story en sus primeros compases no desagrada. Existe variedad en las bases y en la estructura de las canciones. Sin embargo, solo se sostiene en el primer tercio de LP a lo sumo. Tras él llega la confirmación de que Yelawolf se enroca en su discurso más cursi y que los beats que le acompañan también. Además, el MC no exhibe un estilo como para poder reflotar el álbum por si solo. Bueno, con ayuda tampoco. Porque entre las colaboraciones se pueden encontrar nombres comoo Eminem, también productor del álbum, que se mantiene a la altura general del disco, mediocre.

Johnny Cash
Johnny Cash
Johnny Cash
Johnny Cash
Johnny Cash

4.7/10

Lo que podría ser mirado con cierta curiosidad al comienzo se desvanece, transformándose en un extenso desierto. De haber sido más corto se podría haber salvado algún mueble. Pero dieciocho temas son demasiados para una idea tan simple. Mucho ha de trabajar Yelawolf en el futuro para ofrecer algo realmente interesante. Porque rapear sobre una sucesión de acordes rándom, los cuales parecen sacados de un campus universitario, tocados por una guitarra acústica no mola mucho. Tampoco repetir cinco veces dos palabras para construir un estribillo de medio minuto.

Subscribe
Notify of
guest

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments