Anuncios

Yuri Gagarin — At the Center of All Infinity

Qué mejor momento que ahora, que el espacio y las estrellas vuelven a estar en boca de todo el mundo ante uno de los estrenos más ansiados de los últimos años, para que una banda como Yuri Gagarin se saquen de la manga otra oda al espacio y las dimensiones paralelas en forma de disco. Porque pocas bandas del space rock captan tan bien dicho concepto y se llenan con tan buenas referencias como ellos, más allá de la obvia en el nombre o en el cuidadísimo arte gráfico de sus portadas.

Momento ideal para redundar en su propio concepto, aunque no tan idóneo para su propio posicionamiento en lo que a las listas del año se refiere. Sacar un disco el 3 de diciembre cuando muchas publicaciones ya la han cerrado o incluso publicado por entonces puede ser perjudicial para una banda como ellos, con mucho talento mostrado en su soberbio debut homónimo pero que al fin y al cabo todavía están empezando y su estatus sigue siendo muy underground. Pero parece darles igual, se contentan con los cuatro flipados por la psicodelia sideral que sí o sí íbamos a estar pendientes de lo que pudieran hacer en su nuevo trabajo de estudio.

Yuri Gagarin y su universo en expansión

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1314429098/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=f171a2/tracklist=false/artwork=small/track=103029257/transparent=true/

Yuri Gagarin son un grupo simple. Su música se basa en tres puntos fundamentales. A saber: a) base rítmica y repetitiva b) densidad sonora, fuzz y delays por todas partes y c) solos de guitarra de ocho o nueve minutos por encima de los dos elementos anteriormente mencionados.

Así resumía bastante bien mi compañero Mohorte el universo sonoro de los suecos. Complicaciones las justas. Un lema que han mantenido con toda su solidez en At the Center of All Infinity (Kommun 2, 2015), donde continúan su discurso que este, al igual que el firmamento situado encima nuestro, todavía tiene mucho por ser explorado. Otra portada haciendo referencia a un mundo aún por ser descubierto y mismas ganas de seguir repartiendo riffacos y solos de stoner psicodélico muy rocoso.

Poco importa la poca evolución de los suecos cuando activan la velocidad de turbina

Ya no pueden contar con el factor sorpresa con el que su debut nos voló la cabeza, pero eso no quiere decir no cuenten con argumentos sólidos en forma de instrumentación a tope de revoluciones y lisergia capaz de peinarnos para atrás. ‘The New Order’ nos deja claro desde un principio que no tiene sentido esperar un giro de timón en su sonido, aunque poco importa con riffs de ese calibre en los que se ponen a velocidad de turbina. Y el ciclón se vuelve aún más intenso cuando aparecen en escena piezas como ‘Cluster of Minds’ o la homónima al disco, cien por cien paradigmáticas de todo lo bueno que son capaces de ofrecer los suecos y que tanto logró fascinarnos hace sólo dos años.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1314429098/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=f171a2/tracklist=false/artwork=small/track=2925505621/transparent=true/

7.9/10

Quitando los pequeños debes de seguir explotando un discurso que ya desde un primer momento tendía a ser monolítico y algún momento donde se pierde un poco el ritmo -’I See No God Up Here’-, podemos concluir que Yuri Gagarin han vuelto a demostrar que hoy en día siguen siendo de los alumnos más aventajados de la escuela Hawkwind junto a los polacos Ampacity. Aunque podemos decir que At the Center of All Infinity se sitúa un pequeño peldaño por debajo de su predecesor, no quita para que este sea, digámoslo claro, un disco del carajo. Y que sigan así por muchos años.

https://bandcamp.com/EmbeddedPlayer/album=1314429098/size=large/bgcol=ffffff/linkcol=f171a2/transparent=true/

Anuncios