Za! + Lüger en concierto en Gijón (Sala Acapulco, 25–11–2011): dos chalados muy chalados y lo que vino después

¿Saben aquel que diu un batería sin camiseta y un melenudo guitarrista zurdo? De esta guisa se presentaron Spazzfrica Ehd y Papa Dupau, dos tipos que atienden al nombre de Za!, en la penúltima cita musical del 49 Fic Xixón.

Ellos mismos se preguntaron en un momento de su actuación la razón por la que habían sido elegidos por los responsables del festival, ya que ellos ni hacían cine ni tienen relación con él. El caso es que poco tuvo que ver con su anterior visita a la ciudad con más músicos en el escenario y otros presupuestos.

Un espectáculo no apto para todos los públicos

Macumba o muerte y Megaflow, su debut con Acuarela, son dos puntazos y ahí están como ejemplos de que no todo el indie estatal es un hype. Pero esta noche, los “putos Za!”, nombre con el que aparecen en su MySpace, dieron un espectáculo para no apto para todos los públicos.

Y me explico, Za!, que normalmente siguen un esquema de improvisación controlada con llamadas de atención entre los músicos, sublimaron el concepto de free rock. Libertad absoluta en apariencia que después de una hora de concierto comprobamos que todo respondía a un guión.

Te puede gustar más o menos la propuesta del dúo pero no cabe duda que la conclusión que sacas es más o menos que ¡olé sus narices! La intensidad no bajo ni un minuto y estos chalados muy chalados se marcaron bailes frenéticos, gritaron palabras irrepetibles, el guitarrista sacó una trompeta, ¿era una versión elongada ‘Mobutu’ el tema que hicieron?

Ante todo buen humor y cara muy dura, porque para defender una propuesta así hay que tener mucho morro y estar en una forma envidiable. Lo mejor de todo aparte de su pundonor fue tener a buena parte de la muchachada que poblaba la Sala Acapulco rendida a sus pies; tal fue así como que se les reclamó para un bis que gustosamente concedieron.

Lo que vino después fue Lüger y su infernal máquina de psicodelia presentando lo que fue su segundo larga duración, el solidísimo Concrete Light, en el que dejan un poco a un lado esa orientación kraut para centrarse en ese psych rock acidísimo, que en su cita gijonesa amplificaron con unas proyecciones de fabulosas imágenes que te agredían visualmente.

Desde el principio ya nos dimos cuenta que este concierto de la formación madrileña iba a ser bien distinto que el que ofrecieron en junio de 2010 dentro del ciclo Intersecciones.

Que comenzaran con ‘Zwischenspiel/Quidquid Latet Apparebit’, la última pieza de su debut con Marxophone, que incluye un sitar, samples y sintetizadores, ya nos hizo prestar atención al escenario. Luego al guitarrista se le rompió una cuerda y aquello parecía stoner, pero en cuanto apareció el psych rock del quinteto apareció en su mayor esplendor.

‘Hot Stuff’, ‘Dracula’s Chauffeur Wants More’ y ‘Monkeys Everywhere’, tres temas de ese segundo álbum que puedes escuchar en Bandcamp, fueron momentos claves de su densísimo concierto, nada amable y con una intensidad, que como pasó con Za! hacía un rato, no bajó en ningún momento. Sí, ‘Swastiska Sweetheart’, de su debut de título homónimo, es un temazo.

MySpace | Za! , Lüger
Fotografías | Víctor R. Villar en Flickr

Anuncios