Probablemente hay pocas actuaciones tan seguidas y difundidas a nivel global como la que se realiza en el descanso de la Super Bowl. El acontecimiento deportivo más visto del año en Estados Unidos mueve unas cifras astronómicas, razón por la cual cobran varios millones tan sólo por poner un anuncio de 30 segundos y por lo que tantos artistas quieren realizar el concierto y hacer un show antológico.

Este año tan raro le ha tocado la papeleta a The Weeknd, que continuó su gran momento propiciado por el gran éxito de ‘Blinding Lights‘. El show no fue especialmente apasionante y memorable, y han trascendido más tanto el meme del cantante pasando por pasillos y las cifras de dicha actuación. Y no, no son tan astronómicas como cabría pensar.

  • Pagando de su bolsillo: Ni los representantes de The Weeknd ni de Pepsi, el gran patrocinador del evento, han querido revelar los datos económicos, pero sí ha trascendido que el cantante no ha recibido compensación económica por su actuación. Es más, el representante de Abel Tesfaye, nombre real del músico, comentó al New York Post que éste pagó 7 millones de dólares de su propio bolsillo para poder hacer el show tal y como tenía en mente, ya que la NFL «tan sólo» ofrecía cubrir 13 millones del presupuesto.
  • Tendencia: No es un caso excepcional. Artistas mucho más establecidos como Beyoncé o Bruno Mars, estrellas de primer nivel, no cobraron por actuar en el descanso del partido, o lo hicieron en una fracción muy reducida de sus cachés habituales, alrededor de las 6 o 7 cifras.
  • Una inversión: El motivo principal para esta decisión es potencial rédito económico a posteriori. Desde su punto de vista, pueden conseguir a coste cero un total de 104 millones de ojos puestos en ellos, lo que se traduce en subidas de seguimiento y de descargas y reproducciones. Jennifer Lopez y Shakira, que actuaron el año pasado, tuvieron un incremento del 893% con respecto a la noche anterior de su concierto, un total de 21.000 descargas de canciones entre las dos. Sus seguidores en redes sociales también ascendieron en un total alrededor a los 3 millones.

    En el caso de The Weeknd, al día siguiente pudo ver como 8 de las diez canciones más escuchadas en Spotify eran suyas.
  • Subida de caché: El beneficio más directo se puede apreciar en las posteriores giras. En sitios de ventas de entradas como Stubhub se pudo ver cómo las búsquedas de sus futuros conciertos ascendieron en un 50%. También se nota en un incremento del dinero obtenido por concierto. Tras su actuación en 2019, Maroon 5 pasaron de obtener 200.000 dólares por actuación a 1,7 millones.
  • Pagar por tocar: Sin embargo, la situación inmediata de los conciertos es poco optimista. J-Lo y Shakira no pudieron gozar de ese beneficio a nivel de gira por el estallido de la pandemia, y probablemente tampoco lo hará The Weeknd a corto plazo. Una gira de sus ambiciones probablemente no podrá realizarse hasta 2022 en el mejor de los casos.

    Y al final queda también el dilema propio de tener que invertir 7 millones de tu propio dinero para tocar en un evento que ya embolsa unas cantidades astronómicas de dinero en su celebración. Este año no ha sido posible por motivos evidentes, pero la Super Bowl es un acontecimiento que garantiza el lleno hasta la bandera, con entradas por valor de varios miles de dólares, además de una enorme difusión televisiva y radiofónica, lo que asegura varios millones de ingresos por acuerdos de difusión y patrocinadores. Aunque tocar allí se pueda traducir en un boom económico posterior, es complicado argumentar que salga más beneficiado el artista que la propia Liga de Fútbol Americano. Al fin y al cabo, el show del descanso es uno de los acontecimientos más comentados el día posterior además del partido.
Artículo anteriorNas, Nipsey Hussle, Jay-Z, A$AP Rocky y más gente guay sonarán en la banda sonora de ‘Judas and the Black Messiah’
Artículo siguienteMetallica consiguen algo inaudito: 5 vinilos entre los 5 más vendidos en una misma semana

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.