Aunque perdió nuevamente en su octava nominación como actriz, no cabe duda de que Glenn Close se convirtió en la gran triunfadora de anoche en la gala de los Premios Oscar 2021. La interprete tuvo un momento de gloria inesperado a raíz de un también inesperado (e incomprensible) concurso-trivial musical relacionado con la historia de los Oscar, llevado por Lil Rel Howery.

El cómico pasó por diferentes mesas con nominados y premiados como Andra Day o Daniel Kaluuya, poniéndoles canciones que debían reconocer y adivinar si habían ganado algún premio o habían sido incluso nominadas. Y llegó el turno para Glenn Close, a la que se le puso el tema ‘Da Butt‘ que no sólo reconoció al instante, sino que ofreció algo de historia de la canción para sorpresa de todo Twitter.

Y de ahí la cosa escaló al momento más compartido y más memorable de toda la celebración: la multinominada actriz bailado el mencionado tema con mucho ritmo.

Por supuesto, el titular estaba servido: «Glenn Close ‘perrea’ en la gala de los Oscar». Algo que tiene su guasa, pero también bastante inexactitud dada la historia que tiene no sólo el tema musical, sino el propio género musical al que pertenece: la música go-go.

  • ¿Qué es el go-go?: Se trata de un subgénero nacido en la zona metropolitana de Washington D.C. a mediados de la década de los sesenta y que se mantuvo durante los setenta. El género derivó del funk, poniendo énfasis en ritmos sincopados, instrumentos de percusión variados (congas, campanas y rototoms) y en improvisación, pero ante todo es una extensión de la música dance hall y el baile libre.
  • Los pioneros: el sonido y el estilo nació a partir de los esfuerzos colectivos de la comunidad afroamericana, pero el primer artista en hacer el go-go un género musical conocido fue Chuck Brown, que empezó a sonar en radios con temas como ‘Bustin’ Loose‘ a mediados de los setenta y al que se le concedió el título de «Padrino del Go-Go». A él le podemos sumar grupos como Black Heat o los Young Senators.
  • Cultura de baile: Pero más importante que tocar unos determinados sonidos, el go-go transcendió en la cultura local por su carácter libre de ataduras. Los clubs de la zona congregaban a muchos apasionados que acudían a contagiarse del ritmo fresco y en constante construcción gracias a la participación recíproca entre músicos y público. A diferencia del perreo, con orígenes caribeños y movimientos marcados con cadera y muslos moviéndose en un centro de gravedad bajo, el baile en la música go-go se permite más libertad a la hora de bailarlo, aunque en las generaciones posteriores se ha ido establecido un mayor énfasis en el movimiento de los pies.
  • Y luego llegó Spike Lee: el sonido y la cultura de baile y club fue, sobre todo, un fenómeno local, pero llegó a tener influencia en pequeñas comunidades y grupos de música negra. Al principio, el grupo Experience Unlimited empezaron como herederos manifiestos de The Jimi Hendrix Experience, pero al entrar en contacto con los ritmos go-go en un concierto de Rare Essence empezaron a virar hacia esa dirección. Su salto definitivo hacia el sonido llegó con el encargo de un joven cineasta haciendo su segunda película: Spike Lee.
  • Aulas turbulentas: el director les encargó crear un tema de sonido go-go para su comedia/musical universitario, incluyendo la expresión «Doing da Butt» (metiendo el culo). «Este tipo debe estar drogado. Nadie pondrá este disco. Está fuera de sí. Está drogado» recuerda decir el representante del grupo ante este encargo, pero el grupo lo cogió para dar respuesta al pobre resultado que tuvo Good to Go, la primera película abiertamente sobre la música go-go que todo el mundo percibió como un desastre y que hizo un flaco favor al género.

    Marcus Miller compuso la canción, en un principio pensada para ser interpretada por el grupo Cameo, pero E.U. entraron para terminar de pulir la canción, aunque implicase salirse de la manera tradicional en la que se crean las piezas de go-go (lo cual ha llevado a una posterior controversia sobre si se puede considerar un hit del género o no).
  • Ruptura de mercado: Aulas turbulentas se estrena en febrero de 1988, con el tema ‘Da Butt‘ de principal single, ya que el propio Spike Lee veía aquí una canción de número uno en listas, algo que los propios músicos veían como otro delirio más suyo. Pero el director tenía razón. “Sugar Bear” Elliot se sorprendió viendo como la canción estaba sonando continuamente en la radio y cómo todo el mundo empezaba a llamarle sobre ella. La canción escaló al primer puesto en la lista de R&B de Billboard en abril de 1988, y la exposición subió mucho más cuando estrenaron un videoclip del tema. Experience Unlimited, por entonces artistas independientes, empezaron a recibir llamadas de todos los sellos y consiguieron un contrato con Virgin Records.
  • Legado eterno: A pesar de la controversia sobre si realmente se podía considera un tema go-go, el tema siguió ascendiendo hasta las listas de temas pop (llegando al puesto 35) y se había convertido por derecho propio en el tema de go-go más exitoso jamás creado. El género hip hop terminó reivindicando su importancia al emplear muchos de los ritmos go-go para sus bases durante la década de los 90. La ciudad de D.C. abrazó definitivamente el sonido tras la sensación ‘Da Butt’, llegando a 2020 donde se declaró como el sonido oficial de la ciudad capital de Estados Unidos. Cómo no lo va a bailar Glenn Close con fervor.

    Para más detalles de la importancia capital del go-go en la cultura de barrio en Washington, el vídeo a continuación es uno de los más ilustrativos que podéis encontrar.
Artículo anteriorDónde ver en streaming las películas ganadoras en los Premios Oscar 2021
Artículo siguiente‘The Chant’: Gojira se abren a las voces limpias y la época en el último single de Fortitude

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.