El proceso yo lo imagino más o menos así: cada tres-cuatro años Bobby Gillespie se coge la tarde […]

Anuncios